Sanidad destaca que ha conseguido 'la mayor contención del gasto farmacéutico'


Por provincias, es Valencia la que experimenta el menor incremento acumulado en 2006




 

Sanidad destaca que ha conseguido 'la mayor contención del gasto farmacéutico'

La Conselleria de Sanidad "ha conseguido cerrar el año 2006 con la mayor contención del gasto farmacéutico de los últimos años", según destacó el conseller de Sanidad, Rafael Blasco, quien remarcó que se ha conseguido "romper la barrera del incremento interanual del 7 por ciento", al alcanzar un 6,70 por ciento, "el menor de los últimos nueve años y el segundo incremento más bajo desde que la Comunitat asumió las transferencias en materia sanitaria".

Esto se ha logrado, según afirmó el conseller, "pese al muy importante aumento experimentado de tratamientos para crónicos y mayores de 65 años, así como al incremento poblacional de desplazados e inmigrantes", aseveró Blasco. En este sentido, destacó que el 80 por ciento del gasto farmacéutico de la Comunitat va dirigido a los colectivos más necesitados de apoyo social, que representan aproximadamente un 23 por ciento de la población.

Se trata de pensionistas, con enfermedades crónicas que necesitan tratamientos de larga duración y cuya medicación es más costosa, así como inmigrantes poseedores de la tarjeta solidaria y personas que requieren especial medicación por sus patologías, como los discapacitados, es decir, aquellos colectivos que tienen financiada su medicación al cien por cien.

En cuanto al número de recetas, el incremento acumulado se ha situado en un 2,87 por ciento, al pasar de cerca de 93 millones a 95 millones de recetas, lo que demuestra "el rigor en el diagnóstico de las patologías y la correcta prescripción por parte de los facultativos", indicó Blasco.

Según el conseller, todos estos resultados "demuestran la eficacia del Plan Estratégico para el Control y la Calidad de la Prestación Farmacéutica que ha finalizado en 2006 y ha tenido una vigencia de cuatro años" y "cuyos objetivos eran mejorar la calidad de los servicios farmacéuticos prestados, tanto en el momento de la prescripción como en el de la dispensación, así como racionalizar el consumo de productos farmacéuticos, todo ello manteniendo la alta calidad de la prestación farmacéutica", explicó.

Por provincias, es Valencia la que experimenta el menor incremento acumulado en 2006, tanto en el gasto como en el número de recetas. Así, el incremento del gasto farmacéutico se ha situado en un 6,32 por ciento y el aumento del número de recetas en un 2,11 por ciento. En Castellón, el incremento del gasto ha alcanzado el 6,43 por ciento y el número de recetas ha experimentado un incremento del 3,12 por ciento, en tanto que Alicante ha registrado un incremento del gasto interanual del 7,42 por ciento y en el número de recetas el aumento se ha situado en un 4,09 por ciento.

Medidas

Entre las medidas puestas en marcha por la conselleria de Sanidad y que han contribuido a la contención del gasto farmacéutico está la generalización del sistema de prescripción farmacéutica Gaia instalado en los centros de atención primaria y especializada de la Comunitat, lo que ha permitido, según fuentes de la Generalitat, "no sólo la implantación progresiva de la receta informatizada sino conocer la prescripción de todos los facultativos de la Comunitat".

También se ha comenzado el envío a los factultativos de sus perfiles farmacoterapéuticos. Estos perfiles les informan de la prescripción realizada por ellos trimestralmente.

Asimismo, el concierto firmado por la conselleria de Sanidad con los colegios oficiales de Farmacia obliga a la correcta dispensación de cada una de las recetas y a la presentación de la tarjeta sanitaria SIP por parte de los pacientes como condición para la dispensación. Esto permite, entre otras cosas, conocer el perfil farmacológico individual de la población de la Comunitat Valenciana.

Otros instrumentos que han contribuido a la contención del gasto han sido la potenciación de la Central de Compras de la conselleria de Sanidad, de la prescripción de especialidades farmacéuticas genéricas y del suministro directo de productos sanitarios de centros de la tercera edad.

Otras medidas puestas en marcha son la prescripción a través de recetas en centros de asistencia especializada, la aplicación del visado electrónico para los medicamentos que lo requieran, la aplicación de la orden de visita médica a centros sanitarios públicos, la guía farmacoterapéutica de atención primaria en formato electrónico y la creación de comisiones de intercambio terapéutico en los departamentos de salud.