Del canon del agua de Orengo a los actuales lodos del gobierno local


Artículo de opinión de Joan Francesc Peris, que fuera responsable de Medio Ambiente en Gandia e impulsor de la gestión y mejora del agua potable de Gandia




 

Del canon del agua de Orengo a los actuales lodos del gobierno local

Una profunda melancolía personal y vergonzante decepción sobre el nivel de la políticalocal de Gandia me asisten cada vez que veo la disparatada historia del agua potable dela ciudad desde la renovación de la concesión del servicio de agua potable allá por el mesde diciembre de 2007, poco después de que el voto de los ciudadanos me devolviera aesa profesión de la docencia que tanto amo.
Els Verds de Gandia -y yo particularmente- fuimos muy críticos con aquel juguetefinanciero que se inventó el Sr. Orengo, con el apoyo del Sr. Mut, del canon anticipado de55 millones de euros a cuenta de la gestión de todos los años que duraba la nuevaconcesión, creo recordar que hasta 2032.
Como dijimos entonces y nos temíamos, ningún euro de ese canon, que en definitiva salíade lo que pagamos todos los consumidores de agua potable de Gandia en una tasa, quees un cobro por la gestión de un servicio público que es competencia de losAyuntamientos, digo que ni un euro de esos 55 millones fue a parar al Plan Director delAgua Potable, que los técnicos del departamento de Medio Ambiente ya teníanpreparado cuando en junio de 2007 abandoné mis responsabilidad al frente delDepartamento y que, en resumen, consistía en cambiar la red de distribución del aguapotable, eliminando las tuberías de fibrocemento, muy peligrosas para la salud, lainstalación de una completa red de detectores de fugas para mejorar en mucho elrendimiento de la red que, entonces, solo llegaba al 71%, es decir que se perdía, creo quese pierde aún, más del 25% del agua de mucha calidad fruto del proceso dedesnitrificación y descalcificación que proyectamos y ejecutamos entre el 2003 y el 2007;la construcción de una doble red, con un ramal secundario para el agua de rechazo de lasplantas de tratamiento que, cargada con nitratos, sería una magnífica red de agua para elriego de parques, jardines y zonas verdes; y completar la llegada del agua de calidad a laPlaya, que es una zona donde aún no llega el agua sin nitratos de la que nosbeneficiamos todo el resto de Gandia.
No. Nada se ha hecho por mejorar la red de distribución del agua potable desde 2007. Nitan solo aún hemos visto la intención del gobierno municipal de rebajarnos el precio delagua, pues la tasa del servicio se aumentó desde enero de 2005 a razón de 0.12euros/m3 durante 10 años, para pagar las obras de las plantas desnitrificadoras. Era unatarifa temporal para obras aprobada solo para diez años que finalizó a principios de esteaño. Así que no me sirve el anunciado acuerdo de la Junta de Gobierno de que no subiránel precio del agua, pues lo que deberían hacer es bajarlo, puesto que las dos plantasdesnitrificadoras ya las hemos pagado y están amortizadas.
No sé si las votaciones diferenciadas entre los miembros del gobierno municipal bipartitode la ciudad irán más allá de una discrepancia puntual o abrirán el tema del canonanticipado con luz y taquígrafos, para que toda la ciudadanía de Gandia lo sepa y, siprocede, se depuren las responsabilidades que hubiese en estos ocho años de nefastagestión del agua potable, uno de los servicios esenciales que debe prestar unAyuntamiento y sepamos en qué se gastaron los 55 millones y se dilucide si unossupuestos sobrebeneficios de una tasa finalista se pueden gastar en otras cosas que nosean la mejora del servicio. Puse, pusimos Els Verds, tanto empeño en mejorar la calidaddel agua de Gandia para toda la ciudadanía, en aquellos años, que nos dueleprofundamente todo lo que ha ocurrido después y, sobre todo, que durante muchos añosserá muy difícil abordar unas mejoras necesarias, ahorrar agua y garantizar la salud delas personas que, probablemente a estas alturas, con otra gestión, estarían casiterminadas.
La desnitrificación y desmineralización (por ejemplo de cal) del agua potable de Gandiafue totalmente innovadora en España y obliga a la concesionaria a servir un agua potablede mucha calidad, por debajo de 25 mg/litro de agua de nitratos y 2/3 menos de cal.Els Verds, dentro o fuera del Ayuntamiento, siempre estaremos comprometidos adefender el derecho a un agua de calidad que tienen, tenemos, todos los consumidores yciudadanos de Gandia.