La Safor recibe 2 millones de euros de la Diputación para obras sostenibles


La Diputación de Valencia entrega un total de 1.925.121 euros de la segunda fase del Plan de Inversiones Financieramente Sostenibles (PIFS) con el fin de realizar obras sostenibles




 

La Safor recibe 2 millones de euros de la Diputación para obras sostenibles

La Safor recibe un total de 1.925.121 euros de la segunda fase del Plan de Inversiones Financieramente Sostenibles (PIFS) de parte de la Diputación de Valencia dirigido a los municipios de menos de 5.000 habitantes con el fin de realizar obras que deberán ejecutarse hasta el otoño de 2017. Según Jorge Rodríguez, presidente de la Corporación, no implique sobrecostes en mantenimiento y conservación, a los que los ayuntamientos no puedan hacer frente posteriormente.

Entre los 27 municipios beneficiados se encuentran: Castellonet de la Conquesta (31.827 euros), Almiserà (33.737 euros), Beniflà (36.224 euros), Alfauir (36.292 euros), Guardamar de la Safor (36.718 euros), Lloc Nou de Sant Jeroni (57.240 euros), Palmera (63.629 euros), Potries (64.013 euros), Barx (67.366 euros), Rótova (67.654 euros), Ador (68.877 euros), Rafelcofer (69.372
euros), L’Alqueria de la Comtessa (70.663 euros), Benirredrà (71.872 euros), Benifairó de la Valldigna (72.284 euros), Palma de Gandía (72.696 euros), Beniarjó (74.098 euros), Xeresa (80.761 euros), Real de Gandía (81.407 euros), Almoines (81.627 euros), Miramar (85.996 euros), Piles (87.644 euros), Daimús (91.958 euros), Simat de la Valldigna (96.190 euros), La Font d’en Carròs (101.671 euros), Villalonga (109.791 euors) y Bellreguard (113.514 euros).

Las ayudas podrán ser solicitadas en el momento de la publicación del extracto de la convocatoria en el BOP, en un plazo de un mes. Una vez solicitado, tendrán 10 días para presentar sus proyectos e ideas de la manera más detallada posible, y las obras podrán ejecutarse hasta el otoño de 2017. Los consistorios podrán cubrir con esta asignación obras nuevas o cualquier acción adjudicada desde el 1 de enero del presente año.

Asimismo, el presidente, Jorge Rodríguez, añadía 'que el dinero se invierta pensando en las personas y no en los bancos, que las adjudicaciones se hagan mediante criterios objetivos y respetando la autonomía de los alcaldes, y que las obras sean sostenibles'.

Además, la vicepresidente agregaba que 'el espíritu de la nueva Diputación de ayudar a los muniicpios, sobre todo a los más pequeños, tal y como se está haciendo con otros planes como el PPOS y el Plan de Caminos y Viales'.

En esta segunda fase del PIFS (Plan de Inversiones Financieramente Sostenibles) se invertirá un total de 12 millones de euros del remanente de 2015 en los 187 municipios de menos de 5.000 habitantes de la provincia de La Safor, unas ayudas que suman a los 71 millones de euros del remanente de 2014 y que se invirtieron en 1.200 obras con el objetivo de crear 2.400 puestos de trabajo en las comarcas valencianas en una primera fase del PIFS.