Xeraco expondrá públicamente en noviembre su Plan de Ordenación Urbana


El alcalde xeraquero, Francesc Serralta, y la edila de Urbanismo, Jacinta Rubio, se han reunido con responsables de la Generalitat para avanzar el catálogo de Protección de Bienes y Espacios Protegidos del municipio.




 

Xeraco expondrá públicamente en noviembre su Plan de Ordenación Urbana

El  alcalde de Xeraco, Francesc Serralta, y la concejala de Urbanismo, Jacinta Rubio, se han reunido con el responsable del Servicio Territorial de Cultura y Deporte, Joaquim López, para comprobar el estado en que se encuentra el informe de Patrimonio y el Catálogo de protección de bienes y espacios protegidos del municipio.

Superada ya gran parte de la tramitación del Plan Urbanístico lo único que le queda al Ayuntamiento de Xeraco es el visto bueno del Catálogo de Bienes de Interés y Relevancia Local.

Estos trabajos también han supuesto una verdadera odisea para los responsables de su redacción pues hasta cuatro han sido las versiones que se han tenido que elaborar dadas las exigencias normativas referentes a la determinación del Núcleo Histórico y a las ficha documentales de los bienes objeto de protección.

Toda esta documentación del Plan de Xeraco está en manos de la Dirección General de  Cultura y Patrimonio para que emita el preceptivo informe. Con la aprobación definitiva del departamento de Cultura de  la Generalitat los Ayuntamientos tienen la herramienta necesaria para conceder licencias ajustadas a derecho  en áreas de protección arqueológica.

El objetivo  de dicha reunión fue obtener por parte de los responsables de  la Conselleria el compromiso  de obtener el informe favorable a la mayor brevedad posible. El propio Joaquim López  se mostró optimista con los responsables del gobierno xeraquero pues es un proyecto que ya ha superado varias subsanaciones y que a finales de septiembre podria tener su visto bueno del  departamento.

De ser así este informe  hará posible que entre octubre y noviembre se pueda exponer públicamente el PGOU para después poder elevarlo a la Generalitat, y con ello, su aprobación definitiva.