Dirección de atención primaria reduce en Gandia la atención de urgencias


La drástica reducción del personal encargado de la atención del servicio de urgencias en atención continuada se ha realizado sin previo aviso, posibilidad de consenso ni comunicación oficial pero es ya efectiva desde el pasado 9 de septiembre




 

Dirección de atención primaria reduce en Gandia la atención de urgencias

Dirección de Atención Primaria reduce en Gandia la atención de urgencias. Desde el pasado viernes, el servicio de Urgencias de Corea solo lo atienden dos médicos y un enfermero. Ello supone un grave peligro para la amplia población a la que tienen que prestar servicio.

Según ha podido confirmar Cope-Onda Naranja, la polémica decisión de reducir la atención de Urgencias en Corea se tomó el pasado 8 de septiembre y se comenzó a aplicar el mismo viernes, 9 de septiembre. Ello supone reducir el servicio de Urgencias de Corea a tan solo dos médicos y un enfermero. Este hecho, según los facultativos, supone una situación de grave peligro para la amplia población a la que tienen que prestar servicio.


En Corea se reduce el número de facultativos quedándose dos por turno así como el de enfermeros que pasa a ser de uno por turno. En contraposición, se les aumenta el número de habitantes a los que prestar servicio, llegando a tener que dar servicio hasta a 88.000 habitantes fijos más la población desplazada que en determinadas semanas de invierno suponen una media de 800 pensionistas más por médico debido a los viajes del IMSERSO.

Estos recortes ya intentaron aplicarse en al menos tres ocasiones con anterioridad, pero al final se desecharon por dejar el servicio en tal precariedad que ponía en peligro la vida de los pacientes. Ahora, pese a las advertencias y quejas del personal, se ha implantado ya en Corea.

La decisión se comunicó el pasado jueves y se hizo efectiva el viernes al entregar la planilla de los turnos a los trabajadores ya realizada por gerencia, algo que hasta esta misma semana hacían los propios médicos.

El personal sanitario está indignado por los recortes, ya que consideran que ponen en grave riesgo a mucha población al no poder recibir atención facultativa cuando la requieran. Es más, tal y como denuncian "ahora serán los celadores los que tendrán que decidir si el paciente ha de acudir al hospital, esperar al médico o llamar al Samu".

El personal afectado está dispuesto a llegar hasta los tribunales para conseguir que se revoque la actual decisión ya que aseguran, con el actual planillo, Urgencias se quedará sin médico en muchas ocasiones y eso pondrá vidas en peligro.