La problemática de la basura que afecta a las localidades de Gandia y Oliva, comienza a tener visos de solucionarse.


La problemática de la basura que afecta a las localidades de Gandia y Oliva, comienza a tener visos de solucionarse, ya que ayer se constituyó el Consorcio del Área de Gestión II en una reunión a la que acudieron los ayuntamientos que se incluyen dentro de ésta zona de gestión que aglutina a las comarcas que van desde La Vall d’Ayora, La Safor, La Vall d’Albaida, La Costera y La Canal. Durante esta reunión, según explicaba el concejal de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Gandia, Joan Francesc Peris, la ciudad de Gandia realizó una propuesta de alegaciones al considerar que esta localidad debía de tener mayor peso dentro del consorcio, no sólo por ser una de las ciudades más grandes, si no también por su volumen poblacional. Aunque los estatutos aún no son definitivos, Joan Francesc Peris ha señalado que el Ayuntamiento de Gandia también solicitó que el tesorero y el secretario del consorcio tenían que ser funcionarios habilitados. Además de estas cuestiones, durante la reunión mantenida ayer, también se eligió al Presidente del Consorcio, un cargo que recayó sobre la persona del primer teniente de alcalde de Xàtiva, el popular Vicent Parra. La nota discordante de este encuentro la protagonizó el PSOE, ya que los representantes de este partido en diversos municipios afectados, no acudieron a esta reunión. El concejal Joan Francesc Peris y Josep Miquel Mollà en su calidad de portavoz del Bloc- Esquerra, ha asegurado que no entendían la postura del PSOE, dada la constitución plural de este ente formado por 2 miembros del Bloc, 4 del PSOE, 4 del PP y 1 de Esquerra Unida. En cualquier caso, Peris ha disculpado a sus socios de Gobierno en el Ayuntamiento de Gandia, asegurando que no era necesario que acudieran puesto que ya iba una representación del consistorio gandiense.




 

La problemática de la basura que afecta a las localidades de Gandia y Oliva, comienza a tener visos de solucionarse.

De nuevo la pólémica y el desencuentro marcan las relaciones entre la dirección local y provincial del PP.

Tras la celebración de la ejecutiva local en la que Fernando Mut modificara el organigrama de la misma, la polémica se ha vuelto a instalar en el partido, ya que los cambios realizados por el presidente local, están siendo objeto de estudio por parte de la dirección provincial ya que existen indicios de irregularidades. Vicente Betoret, desde la dirección provincial aseguraba que existen dudas sobre la fórmula empleada para realizar los cambios y sobre la legalidad de los mismos, por lo que podrían ser impugnados. Algo que esperaba fuera acèptado con normalidad por parte del presidente local, sobre todo ya que se trata de adaptarse a "la norma2.

Mut ha respondido a las declaraciones de dos manera, por un lado de palabra, al asegurar que no está preocupado y a que está seguro de haber actuado correctamente, y en todo caso, recordaba que ante las decisiones de Valencia, cabe la posibilidad del recurso por parte de Gandia. La otra respuesta ha sido la acción, al convocar una reunión en la que ha elegido a los coordinadores o enlaces del partido con los barrios de cara a preparar el próximo programa electoral, personas cuyos nombres no han sido dados a conocer por necesitar el refrendo de la ejecutiv.

Mut aseguraba que "quien tiene potestad de poner ha de tener potestad de quitar", y eso el lo que él asegura haber hecho en su organización local