Miramar adquiere dos inmuebles para derribarlos y ampliar dos calles


Se ampliarán las calles Bellreguard y Les Lloses en los tramos comprendidos entre las calles Teular y Marina Alta, en pleno centro histórico del municipio.




 

Miramar adquiere dos inmuebles para derribarlos y ampliar dos calles

El Ayuntamiento de Miramar mejorará el tránsito de vehículos y peatones en el centro urbano del municipio a través de la ampliación de dos viales del mismo. En concreto, se ampliarán los tramos de las calles Bellreguard y Les Lloses comprendidos entre las calles Teular y Marina Alta.


Para poder llevar a cabo esta actuación, necesaria para seguir mejorando la seguridad vial en el núcleo urbano del municipio, el Consistorio miramarino ha adquirido en los últimos meses dos inmuebles, ubicados en las calles Major y Sant Andreu, que serán derribados para acometer la ampliación de dichos viales. Tal y como expone el alcalde de Miramar, Asensio Llorca, ''además de la ampliación del espacio destinado a la circulación de vehículos, las obras también van a suponer el ensanche de las aceras, de manera que los peatones también se verán beneficiados por esta actuación''. También se habilitarán nuevas plazas de aparcamiento en estas calles.


La adquisición de estos inmuebles ha supuesto una inversión de alrededor de 200.000 euros, que será íntegramente financiada con fondos propios municipales. Respecto a las obras de derribo y urbanización de ambos viales, su presupuesto asciende a 108.000 euros. De esta cantidad, un total de 86.000 euros serán financiados por la Diputación de Valencia, con cargo al Plan de Inversiones Sostenibles de la Diputación de Valencia. El resto, 22.000 euros, serán financiados con recursos propios del Ayuntamiento de Miramar.

''Esta actuación se enmarca en la mejora continua de las infraestructuras y servicios del centro histórico de Miramar. Un ejemplo de ello son las peatonalizaciones que hemos llevado a cabo en las calles San Roc, Piles, Abadia o Nou, y en las plazas de l’Era, Ajuntament, Major y Trapig, así como la instalación de diversas isletas de contenedores soterrados. Nuestro objetivo es conseguir un núcleo urbano para las personas, pero sin que ello afecte a la seguridad vial y al tránsito de vehículos, que se verá beneficiado con la ampliación de estos dos viales'', concluye Llorca.