Dos chicas le quitan el copón a un cura de la Colegiata y echan las formas


En una misa dominicial, las dos jóvenes esperaron tras la lectura del Evangelio y subieron al altar arrebatándole el copón con las formas al sacerdote y tirándolas por el suelo.




 

Dos chicas le quitan el copón a un cura de la Colegiata y echan las formas

Lo dejó entrever el concejal Palmer en la rueda de prensa de ayer. Dijo que algo había pasado en la Colegiata y que él no era quién para revelarlo. Ahora se ha sabido que, un par de semanas antes de la manifestación contra el Arzobispo Cañizares, en la misma Colegiata de Gandia dos chicas jóvenes, en plena misa de Domingo, se subieron al altar y le arrebataron el copón al sacerdote con las formas del Cuerpo de Cristo en su interior, esparciéndolas por el suelo.

Una acción que pilló por sorpresa tanto al sacerdote Vicente García como a los feligreses que ese domingo asistían a misa en la Colegiata. Máxime cuando las dos jóvenes aguardaron en un banco siguiendo la homilía como unas feligresas más, lo que revela que la acción que llevaron a cabo estaba meditada. Además, para causar mayor daño a los Católicos eligieron un momento y un objetivo muy sagrado para los creyentes, concretamente tras la lectura del Evangelio subieron al altar y le quitaron al sacerdote el copón con las formas. Se marcharon de la Colegiata tirando por el suelo las formas y las revistas del Aleluya que hay en la entrada. El sacerdote interrumpió la misa tras el suceso y recogió las formas procediendo a su consagración.

Sin duda alguna, este hecho producido dos semanas antes de la presencia del Arzobispo Cañizares en Gandia y que constituye un atentado a la libertad religiosa de los creyentes, pudo ser la antesala de la manifestación del Día del Patrón, de ahí que los católicos y creyentes, como ha sido el caso del concejal Ciro Palmer, se hayan tomado muy en serio este tipo de actuaciones en contra de la Iglesia que se están produciendo últimamente en Gandia.