Los cuarteles de la Safor festejan a su patrona la Virgen del Pilar


La Guardia Civil realiza actos con motivo de la festividad de su patrona. En Gandia se homenajeó al ex comisario de Policía, Armando Jiménez, y el concejal Picornell protagonizó la anécdota de los ''Vivas''.




 

Los cuarteles de la Safor festejan a su patrona la Virgen del Pilar

Los distintos acuartelamientos de la 5ª Compañía de la Guardia Civil celebraron ayer su día grande, el Dia de la Pilarica, patrona del benemérito cuerpo de la Guardia Civil. El Día de la Fiesta Nacional congregó a multitud de representantes de estamentos sociales, culturales, políticos, económicos, militares y eclesiásticos en los actos celebrados en los cuarteles, especialmente, en la sede de la Compañía en Gandia así como en Oliva, Tavernes y Villalonga, entre otros.

Reconocimientos y emociones
En Gandia, como ya se hiciera el año pasado se celebró un acto institucional en la explanada frente al cuartel de la Guardia Civil. Tras la misa en honor a la patrona, la comitiva e invitados llenaron la plaza. El capitán de la Compañía, Pedro Monleón, entregó reconocimientos a los Bomberos, a la Federación de Fallas y a la Hermandad del Santo Sepulcro, de la que la Guardia Civil es Hemana Mayor Honoraria.

Momento especial fue cuando el Capitán Monleón le rindió homenaje al ya ex comisario de Policía, Armando Jiménez, destacando sus 44 años de servicio policial y la labor realizada en Gandia por parte de Armando Jiménez. El comisario se sentó en el escenario y escuchó las atentas palabras que le dedició el Capitán fundiéndose en un emotivo abrazo. También fueron emotivas las palabras que, el capitán Monleón le dedicó a su madre, Domitila, fallecida hace unos meses.

Tras ello, se entregaron los premios de los diferentes concursos celebrados durante la festividad de la Pilarica, en este caso, los correspondientes a Tiro. Y se impusieron las condecoraciones, la Cruz de la Constancia al Servicio a los agentes Pedro Sánchez, de la Patrulla Fiscal; José Juan Vera, de la Agrupación Tráfico; y Julián Márquez y Felipe Flores, ambos de la Patrulla Fiscal. Tras ello, se dispararon por primera vez salvas de honor en recuerdo de los agentes fallecidos.


La anécdota del ¡Viva España, Viva El Rey!
En representación del Ayuntamiento de Gandia acudió el segundo teniente de alcalde, Miguel Ángel Picornell, dado que la alcaldesa Diana Morant estaba de viaje en Alemania. Así las cosas, Picornell ensalzó la labor de la Benemérita e hizo un repaso por sus orígenes destacando sobre todo, la “rápida adaptación” de los agentes que llegan de fuera ''a la cultura y costumbres de Gandia'' formando parte activa de una comisión fallera, una hermandad, o un club deportivo.


La anécdota del día la protagonizó Picornell dado que habían pactado cómo finalizar los respectivos discursos oficiales y al concejal gandiense le tocó concluir con un ¡Viva Gandia! Seguido de ¡Viva la Guardia Civil! Y cuando estaba bajando del escenario, un espontáneo del público gritó ¡Viva España! Y Picornell ni corto ni perezoso volvió sobre sus pasos hacia al atril, tomó el micrófono y dijo ¡Viva España! Añadiendo además ¡Viva El Rey! Lo que dejó a muchos sorprendidos.


En el acuartelamiento del puesto principal Oliva-Gandia, fue el teniente-jefe Juan Luis Fernández el anfitrión de un acto donde también participaron representantes de la sociedad civil y política con el alcalde olivense a la cabeza, David González. La primera autoridad olivense destacó la labor y el esfuerzo que hace la Benemérita en el gran término rural de Oliva y de los municipios adscritos a este cuartel.

Por último, en Tavernes de la Valldigna, también se celebraron actos con la tradicional misa a la Pilarica donde los agentes participaron en procesión desde el cuartel hasta la iglesia de Sant Pere. En este acto estuvieron el alcalde de Tavernes, Jordi Juan, así como sus homólogos en la Valldigna.