La dimisión de una edila del PSOE en Barx deja al Gobierno en minoría


La polémica de los vados en La Drova, ha sido el detonante para que el Gobierno de Barx se rompa y quede en minoría. Las reuniones que el alcalde, Miguel Donet, de Ciudadanos ha mantenido con abogados sobre este tema de los vados ha motivado, entre otras cosas, que el gobierno barxero salte por los aires.




 

La dimisión de una edila del PSOE en Barx deja al Gobierno en minoría

El Gobierno de Barx ha quedado en minoría. Ahora solo están los tres concejales de Ciudadanos, con el alcalde Miguel Donet a la cabeza y los dos concejales del PSOE dado que la portavoz socialista, Ana Adela Donet ha dimitido de sus cargos y ha pasado a la oposición. La socialista ha roto con sus compañeros de partido, sobre todo con el edil Leonardo Donet, y con el alcalde.

María Adela Donet ostentaba la primera tenencia de alcaldía en Barx y llevaba tiempo demostrándole al alcalde barxero sus discrepancias en materia de gobierno sobre todo tras enterarse de las reuniones que mantuvo Miguel Donet con diversos abogados a raíz de la polémica suscitada este pasado julio en la Drova respecte a la polémica del cobro de la tasa de vados. Esta fue la gota que colmó el vaso de la socialista dado que arrastra también otras discrepancias con la primera autoridad de Barx a cuenta de otras actuaciones en la que no ha sido consultada como primer teniente de alcalde y como miembro del gobierno.

Hace tiempo que esta situación se arrastraba y de hecho, María Adela Donet se dirigió al alcalde y le dio a conocer que estaba pensando en dimitir de sus cargos y pasarse a la oposición junto con los cuatro concejales del PP, que fue quien ganó las elecciones municipales en 2015. Adela esperaba que Miguel Donet reaccionara y al no obtener respuesta por parte del primer edil, la socialista optó por cumplir su advertencia y registró su renuncia pasándose a la oposición.

Desde al PSOE han pedido que, a tenor de sus actuaciones presente la dimisión pero la concejala no tiene la más mínima intención de dimitir a pesar de que su compañero, Leonardo Donet, así lo ha solicitado para poder dar paso a la tercera de la lista y continuar con el apoyo al Gobierno barxero dándole estabilidad.

Por último, el pase de Adela Donet a la oposición y, en consecuencia, la posibilidad de formular una moción de censura es una idea que, de momento, ha rechazado la concejala díscola pero al mismo tiempo no la descarta en un futuro.