La misa de los disfraces de Santos reúne a un centenar de personas en Oliva


Marcos Corbella, párroco de Sant Francesc d'Assís, agradece la respuesta de los feligreses en esta primera cruzada del ''hellowins'' frente al ''halloween''.




 

La misa de los disfraces de Santos reúne a un centenar de personas en Oliva

El párroco de Sant Francesc d’Assís, en Oliva, se ha mostrado satisfecho a la vez que sorprendido por la respuesta obtenida durante la misa de ayer, Festividad de Todos los Santos, tras el llamamiento que hizo días pasados para asistir ataviados con el disfraz del Santo respectivo. Así las cosas, un centenar de personas participaron en este llamamiento de Marcos Corbella y se vistieron de Santos y Santas en contraposición a la fiesta celta-americana de Halloween.

Corbella que, durante los últimos días se ha prodigado en redes sociales y medios de comunicación, incluso a nivel nacional, volvió a insistir en expresar la cultura de la vida y que la santidad vence ante la muerte y el terror que promulga la fiesta de Halloween. De hecho, en la homilía, el párroco Corbella agradeció la respuesta de los fieles y recordó que la Iglesia no celebra la muerte sino el paso a la vida, a la vida eterna y por tanto no es un día de dolor sino, todo lo contrario, de alegría, de gozo, pues con la muerte a los católicos no les llega el final, sino la resurrección.

Sant Vicent Ferrer, San Francisco de Asís, la recién Santa Teresa de Calcuta, ángeles, vírgenes, y hasta el propio Espíritu Santo, entre otros, se pudieron contemplar en esta misa peculiar celebrada ayer en Oliva.