La noche de Halloween se convierte en la noche del vandalismo en Gandia


Vecinos de la urbanización de la avenida del Mar denuncian actos vandálicos en sus viviendas.




 

La noche de Halloween se convierte en la noche del vandalismo en Gandia

La noche de Halloween se convierte en la Noche del Terror Vecinal en algunas zonas de Gandia. No hubo balance policial de esa noche por parte del Gobierno de Gandia. Lo bien cierto es que, durante el desmadre que supuso esa noche, muchas calles de Gandia, se vieron afectadas por el lanzamiento de huevos en vías públicas o fachadas, así como actos de gamberrismo con mobiliario urbano o privado.

En el caso de la avenida del Mar, la urbanización que se prolonga más allá del cuartel de la Guardia Civil y a espaldas de la Alqueria de Laborde sede de las actividades de Halloween, los vecinos de la zona han denunciado a Cope-Onda Naranja ataques a las fachadas de sus viviendas, pintadas, lanzamiento de huevos, e incluso inutilización de los visores de los fonoportas a los que echaron un espray tapando el campo de visión. Y no en una vivienda, sino en muchas. Un espray resistente que obligará a todos los afectados, y son varios, a tener que cambiar la carcasas de la célula de visión del fonoporta simplemente por diversión vandálica de jóvenes.

Los vecinos, algunos de ellos fósforos de Cope-Onda Naranja, han señalado que ante los actos vandálicos denunciaron los hechos a la Policía Local. Los agentes comunicaron a los vecinos llamantes que, esa noche, estaban desbordados por la gran cantidad de llamadas y quejas que se estaban sucediendo, y por ello priorizaban las mismas.

Con ello, al no presentarse por motivos obvios la patrulla policial, no se hizo constar la denuncia in situ y ahora, los propietarios de las viviendas afectadas tienen que comparecer ante Comisaría y formular la correspondiente denuncia por motivos del seguro de la vivienda.

En calles del centro histórico, los jóvenes disfrazados se lanzaban huevos ensuciando de cáscaras y viscosidades las calles donde se producía esta particular y peculiar guerra que, antaño, ya se erradicó en Gandia del día de los Santos Inocentes y que ahora ha vuelto con el pretexto y la excusa de Halloween. Los servicios municipales se aplicaron durante la mañana de Difuntos para que las calles regresaran a su estado original de limpieza.