Una nueva sentencia judicial condena a Gandia a pagar 867.000 euros


Desde el gobierno de Gandia se preguntan ¿en qué gastó el PP el dinero que debía ser destinado al pago de dicha obra?, y aseguran, IPG sigue siendo una caja de sorpresas, un pozo sin fondo del que van conociendo a través de sentencias




 

Una nueva sentencia judicial condena a Gandia a pagar 867.000 euros

Gandia deberá pagar 867.000 euros por el impago que la empresa pública realizó en la encomienda de gestión de la construcción de los 20 contenedores subterráneos de la playa de Gandia. Según asegura el ejecutivo, el ex gobierno del PP hizo un traspaso de 1,7 millones de euros del consistorio a la empresa pública para el pago de dichas obras, dinero que no está en IPG pero que tampoco, se abonó a la empresa VARESER.
José Manuel Prieto, portavoz del gobierno en Gandia explicaba que se ha intentado negociar con la empresa que ejecutó las obras para llegar a un acuerdo, y fraccionar el pago, las negociaciones no consiguieron los objetivos planteados por el ejecutivo, y ahora, el juzgado número tres de Gandia obliga a pagar,con intereses de demora. Prieto señala que dicha obra debía haber sido ejecutada por la empresa concesionaria de la basura pero, el gobierno popular, decidió hacer una encomienda de gestión a IPG para, presuntamente, acelerar la instalación, y además, traspasó la totalidad del dinero, 1,7 millones de euros a la empresa pública.