Oliva multará a los propietarios que no recojan los excrementos de su perro


Durante muchos años, la administración ha invertido muchos recursos económicos y humanos a desarrollar campañas de concienciación que han ido mejorado la convivencia entre animales y ciudad, pero ha sido insuficiente, es pues el momento de pasar al procedimiento sancionador




 

Oliva multará a los propietarios que no recojan los excrementos de su perro

Oliva modifica la ordenanza de tenencia de animales con el fin de adecuarla a la nueva legislación vigente en protección de animales y sancionadora. Oliva pretende hacer cumplir la normativa para una mejor convivencia. Un municipio más que se incorpora a la tan ardua como necesaria, tarea en materia de tenencia de animales de compañía.
La concejala de Salud Pública, Imma Ibiza, informó de la modificación de la actual ordenanza de tenencia de animales con el fin de adecuarla a la nueva legislación vigente en protección de animales y sancionadora. En 2002 Oliva aprobó una ordenanza donde se ponía de manifiesto la voluntad del gobierno olivo en materia de protección de animales de compañía. También regulaba una serie de normas y conductas de convivencia para los tenedores de animales. 
La ordenanza que se aprobó por unanimidad en el último pleno pone especial interés en las sanciones a los propietarios que no dejan la vía pública limpia de excrementos. Las cuantías contempladas como faltas leves, van desde 30 € hasta 600 € en caso de ser reincidente.
 El principal reto que tiene la administración actualmente es hacer respetar los derechos de los animales así como también los derechos de los ciudadanos a vivir en una ciudad salubre, libre de excrementos y mantener una convivencia saludable, por ello, la concejala ha querido, también, hacer examen de conciencia y ha anunciado que, antes de finalizar 2017 Oliva contará con tres parques caninos.