Una macrodespertà para celebrar las Fallas como Patrimonio de la Humanidad


Unas doscientas personas participaron en la mañana de ayer en la macrodespertà que realizaron las Fallas de Gandia para festejar la declaración de Patrimonio Inmaterial de la Humanidad.




 

Una macrodespertà para celebrar las Fallas como Patrimonio de la Humanidad

Esta vez sí. La lluvia no hizo acto de presencia y se pudo llevar a cabo esa macrodespertà por las calles de Gandia donde las Fallas celebraron esa declaración por parte de la UNESCO como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad.

Si bien fueron menos de los esperados la semana anterior, el hecho de coincidir con otros actos y agenda fallera llevó a que fuera menor la presencia que en la macrodespertà de marzo pero aún así participaron unas 200 personas. La pirotecnia Borredà, de Rafelcofer, fue la encargada de suministrar los cohetes. La Fallera Mayor, Maragda Escrivà Noguera, dio el inicio a una despertà que partió desde la plaza de Crist Rei y por Germanies llegó hasta la plaza Major, frente al Ayuntamiento de Gandia.

Por el camino, algún que otro turista grababa lo que veía y se sorprendía del estruendo. Otros salieron a sus ventanas a presenciar la despertà y, otros, pro el contrario, lo criticaron.

No hubo charanga dado que, según explicó el presidente de la Federación de Fallas, Telmo Gadea, la contrata de la semana pasada suspendida por la lluvia no se pudo recuperar dado que la propia charanga ya tenía concertada otra actuación.

Tras llegar a la plaza Major y concentrarse un buen número de cohetes y gente, la despertà concluyó con un chocolate caliente y ensaimadas en el casal de la Falla de la Plaça del Mercat, a donde también acudió la Fallera Mayor Infantil de Gandia, Marta Ribera Ramos.