Comercios de Carmelites y Colomets cabreados con el Gobierno de Gandia


Cabreo y Humor. Eso es lo que tienen comerciantes del Centro Histórico de Gandia al ver que el Ayuntamiento ha pasado olímpicamente de ellos para iluminar las calles con motivo de la Navidad. Calles como la de Carmelites, a espaldas del ayuntamiento, o la misma céntrica plaza del Rei Jaume I son motivo de queja, moja o sarcasmo.




 

Comercios de Carmelites y Colomets cabreados con el Gobierno de Gandia

Varios comerciantes de Gandia llevan días denunciando que el Ayuntamiento de Gandia ha pasado de ellos a la hora de iluminar las calles con motivo de la Navidad. Pero no unas calles cualquiera, sino del propio Centro de Gandia. Llama poderosamente la atención que se ilumine la calle Vallier hasta el Raval, o la de Rausell hasta el Prado pero se obvien otras no menos importantes o a caballo entre ellas.

Uno de los afectados es una Joyería de la calle Carmelites, a espaldas del Ayuntamiento de Gandia. Según su responsable llega incluso a ''dar las gracias a quienes gobiernan la ciudad'' y duda que lo que él denuncia ''lo lea alguien'' dado que agradece, en tono humorístico, que le hayan llenado la calle de luces de Navidad. Una calle que lleva a los ciudadanos al centro de la ciudad, al Palacio de los Borja, al Museo Arqueológico, al Ayuntamiento o al Convento de las Clarisas. Y ese humor le lleva a esta joyería, la de Manuel Sánchez, a ''dar las gracias por tenerlos tan olvidados''.

Es más, esta joyería agradece ''a estos y a los anteriores'' gobernantes por ''jamás iluminar esta calle que pertenece al Centro Histórico'' para a renglón seguido agradecer también ''que la cierren cuando les apetece, sin importarles si les afecta o no, pero sí para el bien de otros comerciantes'' y concluye agradeciendo de nuevo en tono irónico ''la bella iluminación de Navidad'' en lo que califica la boca del lobo adjuntando una imagen y pide que se comparta al tiempo que desea a todos una Feliz Navidad.

Y más humor o sarcasmo es el de otro joyero de Gandia, Juan García López, de LoGa Or y señala que el Gobierno de Gandia ''este año se han superado con la decoración navideña de la Placeta dels Colomets. Pon Me Gusta y comparte y adivina cuántas luces hay de iluminación navideña y participa en el sorteo de un anillo de Loga Disseny''. Increíble hasta dónde llega la imaginación, el cabreo y el humor.

No hay que olvidar que este año, el Gobierno ha ahorrado 30.000 euros en luces de Navidad y este año cuestan 90.000 euros. Ahora bien, algo falla dado que el pasado viernes en plena calle Major un camión estuvo reparando una de ellas que bien estaba fundida bien estaba mal conectada, pero desde ayer otras tres lucen en el céntrico paseo de Germanies están apagadas, lo que denota que, además del humor y el cabreo, algo está pasando con las luces.