El Ayuntamiento condenado a pagar más de 9.000 euros por despido improcedente


El Tribunal Superior de Justicia ha condenado al Ayuntamiento de Barx a pagar una indemnización de 9.054 euros a un trabajador que fue despedido por el consistorio el 31 de agosto de 2006. El despedido presentó una impugnación y tras ser rechazada, interpuso una demanda ante los tribunales.




 

El Ayuntamiento condenado a pagar más de 9.000 euros por despido improcedente

De este modo, y tras escuchar a las partes, el juzgado ha condenado al Ayuntamiento a abonarle al demandante la cantidad de 3.403 euros en concepto de indemnización. Una cifra que surge tras haber descontado el importe total de la indemnización por despido, es decir 618 euros. No obstante, el juez ha indicado en su dictamen que el consistorio está obligado a abonarle el salario desde la fecha en que fue despedido hasta la notificación de la sentencia, es decir, 41,25 euros al día.

 

La sentencia no es en firme, y por tanto cabe la posibilidad de recurso, sin embargo desde el consistorio de Barx no han querido pronunciarse en este sentido y la alcaldesa, María Hernándis no ha atendido a las llamadas de este periódico.

 

De no presentarse el recurso, el Ayuntamiento se vería obligado bien a readmitirlo en su puesto o bien a abonarle los 9.054 euros dictados por el tribunal. El demandante, que fue contratado en julio de 2004 por el entonces alcalde Evarist Donet, prestaba hasta su despido asesoramiento como técnico especialista en edificios.