Detenido en Gandia por agredir e intentar ahogar a su expareja en el inodoro


La Policía Nacional ha detenido a un hombre de 32 años como autor de un delito de malos tratos en el ámbito familiar. La víctima es una mujer de 28 años que fue atendida en el hospital de Gandia. El detenido intentó autolesionarse.




 

Detenido en Gandia por agredir e intentar ahogar a su expareja en el inodoro

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Gandía a un hombre de 32 años como autor de un delito de malos tratos en el ámbito familiar, tras mantener una discusión con su expareja y en el transcurso de la misma, éste le golpeó e intentó ahogar en el inodoro. La víctima, una mujer de 28 años fue atendida de las lesiones que presentaba por los servicios sanitarios que la trasladaron a un hospital de Gandía.

Los hechos ocurrieron cuando los agentes que realizaban labores de prevención fueron alertados por la Sala del 091 para que se dirigiesen a un domicilio de Gandia donde al parecer una mujer había sido agredida por un hombre.

Inmediatamente, los policías se dirigieron a la vivienda en la que se encontraba un hombre y averiguaron que éste había mantenido una discusión con su expareja y que solamente, dijo, la había estrujado, cogiéndola de los hombros.

Mientras tanto, otro indicativo policial se dirigió a un domicilio próximo donde la víctima se había refugiado, que la encontraron llorando y con un hematoma en la parte derecha de la cara, así como presentaba dificultades para hablar.

Los agentes averiguaron que momentos antes la víctima había mantenido una discusión con su ex pareja y en el transcurso de la misma, éste le había golpeado e incluso había tratado de ahogarla en el inodoro. La discusión se había producido en presencia de su hijo menor.

La víctima fue atendida de las lesiones que presentaba y seguidamente trasladada a un hospital de Gandía. Finalmente, los policías tras realizar diversas comprobaciones, lo detuvieron como autor de un delito de malos tratos en el ámbito familiar.

Una vez en dependencias policiales, el ahora detenido comenzó a autolesionarse, por lo que fue requerida la presencia de los servicios sanitarios.
 
El detenido, sin antecedentes policiales, ha pasado a disposición judicial, que dictó la prohibición de aproximarse a 100 metros de la víctima y a comunicarse con ésta durante tres meses.