Reme Lloret emocionó en su nombramiento como hija predilecta


El Ayuntamiento se quedó pequeño para acoger a todo el público que quiso estar presente en el hito histórico del nombramiento de Reme Lloret como hija predilecta de la ciudad de Gandia




 

Reme Lloret emocionó en su nombramiento como hija predilecta

Fue un acto emotivo el vivido en el salón de plenos del Ayuntamiento de Gandia, el nombramiento de Reme Lloret como hija predilecta de la ciudad de Gandia.Toda la corporación en pleno, los dos hijos predilectos de Gandia, Ignasi Mora y Josep Piera, además de representantes de diferentes estamentos sociales de la ciudad que no quisieron perderse el hito histórico
Todos los portavoces municipales realizaron sus intervenciones glosando la figura de Reme y el motivo por el que se le debía reconocer a Reme Lloret sus méritos nombrándola hija predilecta de la ciudad.

Algo que ya había quedado claro con la lectura del expediente que realizó el instructor del mismo Àlvar García.
En representación de la ciudad fue la propia alcaldesa, Diana Morant la que intervino y seguidamente se le impuso la medalla de oro de la ciudad a Reme, que para mostrar su carácter, mientras la alcaldesa le imponía la insignia le preguntó "¿esto vale mucho?, por empeñarlo y destinar el dinero al comedor".
También intervino en nombre de la familia su primo Jesús Lloret quien en su discurso contó una anécdota que también da dimensión de la personalidad de la homenajeada, cuando relató que  al ver que alguien había tirado la comida del comedor a la basura comentó: "tendremos que cocinar mejor".Finalmente fue el turno de Reme, que de forma emocionada sólo quiso dar las gracias, por un honor que sigue insistiendo en que no merece y apostilló estar muy emocionada por lo que se había contado: "algunas verdades y muchas mentiritas".