Gandia instala un arco de alarma para evitar robos en las exposiciones


A raíz del robo de un cuadro en noviembre ahora se instala un arco de alarma y se introducen chips para evitar situaciones como el hurto del cuadro de los kilates.




 

Gandia instala un arco de alarma para evitar robos en las exposiciones

Fue en noviembre cuando la Policía Nacional detuvo a una mujer de 53 años, española, por robar un cuadro de una exposición en la Casa de la Marquesa valorado en 1.200 euros, tal y como informó Cope-Onda Naranja.

El hecho de que el asesino, en este caso, la ladrona regresara a la escena del crimen, el hurto en su caso, permitió su detención y la recuperación del cuadro.

Un final feliz para el robo dado que la ladrona de cuadros acompañó a los policías a su propia casa para entregarles la obra pictórica. Una obra, de pequeñas dimensiones realizada con oro de 23,75 kilates y que se llevó de la sala tras descolgarla y esconderla en el interior de su chaqueta. La detenida, tenía antecedentes policiales y pasó a disposición judicial por el hurto del cuadro.

Ahora, desde hace varios días una especie de arco de seguridad paralelo flanquea los accesos a la sala de exposiciones de la Casa de Cultura del Marqués de González de Quiros, conocida como Casa de la Marquesa.

Las obras que allí hay expuestas llevan un microchip incorporado que se coloca mientras se compone la exposición. Con ello se pretende evitar nuevos robos y si una persona se lleva un cuadro o algún objeto de valor de la sala pueda saltar la alarma y advertir a los responsables del edificio.