Oliva se adhiere a la red de Ciudades Amigables de los Mayores


El proyecto se dará a conocer en una jornada el miércoles, 15 de marzo, en el Centro Polivalente




 

Oliva se adhiere a la red de Ciudades Amigables de los Mayores

La ciudad de Oliva se ha adherido recientemente a la red de Ciudades Amigables de los Mayores que impulsa a nivel mundial la Organización Mundial de la Salud a instancias de la delegación de Mayores del Ayuntamiento de Oliva.

La concejala de mayores en Oliva, Yolanda Pastor ha asegurado que dicho proyecto pretende incorporar la perspectiva del envejecimiento poblacional en la planificación de las áreas de actuación municipal. Así pues, la edila ha añadido que planificar y diseñar desde la perspectiva de las necesidades de las personas mayores beneficiará a la población en general, no sólo a la población mayor.

Se trata de un proyecto internacional para fomentar que las ciudades se preparan para adaptarse al envejecimiento demográfico. Oliva quiere preparar la ciudad para todas las edades, convirtiéndola en una ciudad más amable, más saludable, más participativa, más integradora, más accesible, más segura y que sea fuente de promoción del envejecimiento activo.

En la Comunidad Valenciana participan seis ciudades en este proyecto, Castellón, Llíria, Nules, Torrent, Valencia y Oliva. La iniciativa de ciudades amigas se fundamenta en dos pilares, la voluntad del gobierno de la ciudad para identificar y desarrollar las mejoras en los diferentes campos de actuación municipal, y la participación de la comunidad, principalmente para las personas mayores.

Durante los próximos días 15 y 16 de marzo, el Ayuntamiento de Oliva recibirá la visita de los técnicos del IMSERSO y del CEAPAT (Centro de Referencia Estatal de Autonomía Personal y Ayudas Técnicas), con el fin de apoyar el proyecto en la ciudad de Oliva. Se realizarán dos sesiones de trabajo, una destinada a fomentar la participación en el proyecto de la gente mayor de la ciudad, y una sesión destinada a los técnicos municipales implicados en las áreas de trabajo del proyecto multisectorial que afectan a la vida de la ciudad, como ahora aspectos sociales, económicos, urbanísticos y de accesibilidad, vivienda, transporte, espacios al aire libre, seguridad, comunicación y acceso a la información.

El proyecto se encuentra en la fase de diagnóstico y planificación, a fin de elaborar un plan de acción que se prevé poner en marcha durante el año 2018.