Ahora nadie sabe nada de los 600 metros de playa apropiados por Xeraco


El Instituto Cartográfico se ha enterado por los medios de comunicación y certifica que no ha hecho ningún trabajo en el Auir entre Gandia y Xeraco. La alcaldía xeraquera instaló hace semanas una delimitación adjudicándose 600 metros de la playa del Auir.




 

Ahora nadie sabe nada de los 600 metros de playa apropiados por Xeraco

El Instituto Cartográfico Valenciano se ha enterado por los medios de comunicación de la existencia de un conflicto en los límites de la playa del Auir entre Xeraco y Gandia. Y tras enterarse el Instituto, ha remitido una carta al Ayuntamiento de Gandia donde señala que este centro cartográfico no ha hecho ninguna certificación sobre la delimitación, es decir, sobre esos 600 metros de la playa del Auir que se adjudicó hace unas semanas el Ayuntamiento de Xeraco colocando estacas de madera con un cartel.

El motivo de la carta del Instituto Cartográfico, de fecha 20 de marzo, es informar a la alcaldesa de Gandia de que ''no hemos hecho ningún trabajo referido a la línea que delimita los municipios de Gandia y Xeraco'' para posteriormente señalar que están elaborando un proyecto general de delimitación municipal, indicando por último que están a la disposición de los ayuntamientos de Xeraco y Gandia para soluciona problemas y conflictos que puedan surgir en materia que le competa al Instituto Cartográfico.

Así las cosas, el Instituto Cartográfico dice que ''actualmente no conocemos con precisión la delimitación oficial de los términos municipales, con los consiguientes graves problemas que eso implica en su gestión y planificación''.

Así pues, si el Instituto Cartográfico Valenciano no tiene nada que ver con la colocación de los carteles en la playa del Auir, alguien habrá informado a la alcaldía de Xeraco sobre esos 600 metros que se ha adjudicado de la noche a la mañana, salvo que haya sido por decisión municipal tras consultar mapas topográficos. Sea cual sea la cuestión, al no iniciarse el procedimiento administrativo que marca la ley, el follón está servido.