El Síndic colorea la cara al Gobierno de Gandia por no dar información


En la playa de Gandia ''pasa algo raro que te hace plantar las orejas''. Eso es lo que dice el presidente de los Vecinos por la Convivencia tras conocer el resultado. Además el Defensor del Pueblo confirma que, al ocultar información, el Gobierno de Gandia genera inseguridad e indefensión al ciudadano.




 

El Síndic colorea la cara al Gobierno de Gandia por no dar información

El Síndic de Greuges, figura valenciana equivalente al Defensor del Pueblo, ha dado un tirón de orejas al Gobierno de Gandia, porque no da información que piden los ciudadanos, en este caso, la Asociación de Vecinos por la Convivencia. En plena época de la transparencia, el Síndic saca los colores a la administración local dado que con esta actuación el Gobierno de Gandia “genera inseguridad e indefensión al ciudadano”.

La Asociación Vecinal reclama la documentación sobre la concesión de licencias de terrazas a varios locales de la playa de Gandia. Petición realizada en el mes de julio de 2016 y que no ha sido contestada. Cuando el Síndic se dirigió la primera vez al Gobierno de Gandia, éste remitió un informe señalando los motivos por los cuales no daba la información sobre las licencias de terrazas. Aducía que no daba la información porque “podría tener relación directa” con un procedimiento judicial que se sigue en el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana respecto a la declaración como Zona Acústicamente Saturada (ZAS) la plaza del Castell y adyacentes.

Mientras el Síndic es claro y acusa al Gobierno de Gandia “de no cumplir con el deber que le incumbe de dar respuesta a las peticiones que le formulen los ciudadanos”, el presidente de la Asociación reclamante, Francisco Pajares, ha señalado su extrañeza “a que se tarde nueve meses en contestar” y como no se hace por parte del Gobierno de Gandia para Pajares “aquí pasa algo” y eso “te hace plantar las orejas”.

Pincha aquí para escuchar a Francisco Pajares