Robo de móvil, persecución por un repartidor y detenido gracias a una App


La Policía Local de Gandia detiene a un hombre de 50 años de edad al ser localizado por una aplicación de telefoníma móvil con el terminal que acababan de robar.




 

Robo de móvil, persecución por un repartidor y detenido gracias a una App

Un hombre de 50 años de edad, A. LL. V., ha sido detenido en Gandia por la Policía Local como supuesto autor del robo de un bolso del interior de un vehículo aprovechando un descuido del conductor.

Los hechos ocurrieron sobre las seis y media de la tarde, en la calle Isabel de Villena, cuando un policía local franco de servicio alertó a la Central de la Policía Local la existencia de un vehículo aparcado en la zona del Jardinet. Del coche habían descendido una mujer y su hijo. Mientras la mujer entraba en el banco el menor acudía a un bazar chino. En ese instante, una furgoneta de color blanca paró a la altura del vehículo, el conductor bajó y abrió la puerta del coche robando, supuestamente, un bolso y todo el contenido que había en su interior.

El niño vio el supuesto robo y alertó a su madre quien rápidamente intentó interceptar al supuesto ladrón quien huyó rápidamente en su furgoneta a toda velocidad por la calle Cervantes de Gandia.

Un trabajador de una empresa de reparto vio la escena y siguió al supuesto ladrón iniciándose una persecución por diversas calles de la zona del Jardinet hasta que detuvo su vehículo dado que el perseguido entró por una calle en dirección prohibida.

Mientras sucedía la persecución, una patrulla de la Policía Local de Gandia acudía a la zona del Jardinet para atender a la mujer. Ésta les relató que en el bolso había un Iphone 6 de color rosa y que, a su vez, llevaba la aplicación telefónica “Buscar mi Iphone” por lo que rápidamente se activó y lograron dar con el paradero del terminal. La señal lo situaba en la calle Isabel de Villena, por lo que la Policía Local de Gandia acude a dicha vía y divisan una furgoneta blanca y dentro a un hombre de 50 años de edad.

Se procedió a su detención y se le incautó en el interior de los calzoncillos tres billetes por valor de 65 euros, cantidad que coincidía con la descrita por la mujer que llevaba en el interior del bolso. El arrestado, A. LL. V.,  fue trasladado a la Comisaría de la Policía Nacional en Gandia en calidad de detenido y puesto a disposición judicial.

El valor de los teléfonos móviles de alta gama comienza a suponer un quebradero de cabeza para los amantes de lo ajeno dado que, si su valor supera los 400 euros, ya es delito. Además, con las nuevas aplicaciones y tecnologías, ahora sustraer un teléfono móvil puede traer muchas más complicaciones de las que uno se espera, sobre todo, por la rapidez en localizar el terminal. Así que, sirva de consejo instalar este tipo de aplicaciones en los móviles para así poder saber al instante dónde se encuentra el terminal.