Victor Soler: `El hospital de crónicos fue una estrategia electoral´


Los populares lamentan que la Consellera y Alcaldesa, se olviden de la promesa de un Hospital de Crónicos, que nunca verá la luz.




 

Victor Soler: `El hospital de crónicos fue una estrategia electoral´

El Grupo Municipal del Partido Popular ha denunciado, mediante nota de prensa, la promesa olvidada por la Consellera de Sanidad y la Alcaldesa de Gandia, en la visita de ayer Lunes al hospital comarcal Sant Francesc de Borja.
El colectivo ha especificado que en la época electoral se especificó que se efectuaría la construcción del Hospital de Crónicos, además de la ciudad Socio-sanitaria, y que los ciudadanos esperaban el anuncio del inicio de la construcción de las mismas.
Víctor Soler: `La Consellera de Sanidad, Carmen Montón y la Alcaldesa, Diana Morant, tendrían que haber anunciado el inicio de las obras del Hospital de Crónicos y no lo han hecho...y no, nuevas promesas en años electorales. Juegan con la esperanza de la gente´
El portavoz del Grupo Municipal Popular, Víctor Soler, ha denunciado también que no es lo mismo construir un sencillo centro de salud que construir un hospital de crónicos y que, por ello, se ha mentido a la ciudadanía, ya que se prometió algo que nunca se iría a construir.
Los populares han solicitado a la Alcaldesa de Gandia, Diana Morant, que se pronuncie sobre esta infraestructura y que no renuncie a ella. Para los populares la promesa substitutiva de un ambulatorio temporal, la consideran necesaria, pero insuficiente. Todo ello, a tenor de las esperanzas generadas en los vecinos de Roís de Corella.
Cabe recordar, que frente a anuncios electoralistas, la práctica totalidad de las infraestructuras sanitarias que dispone la ciudad, fueron obras impulsadas por gobiernos del Partido Popular, ya sea el Hospital Comarcal, como máximo exponente, o los Centros de Salud o Consultorios Médicos de nuestra ciudad.
Por último, los populares han solicitado “dirección” y “gobierno”, a la Alcaldesa de Gandia, Diana Morant; para no dejar morir cuatro años, sin ningún tipo de inversión sanitaria de calado en la ciudad.