El Pamesa se reencuentra con el triunfo ante el Murcia (83 -75)


Los valencianos mostraron un juego más equilibrado




 

El Pamesa se reencuentra con el triunfo ante el Murcia (83 -75)

El Pamesa Valencia se reencontró este domingo con la victoria después de dos derrotas consecutivas y lo hizo con un juego mucho más equilibrado que en sus últimos encuentros, que le permitió derrotar sin demasiados apuros a un Polaris World Murcia excesivamente dependiente de Marcus Fizer. El equipo valenciano hizo valer su fortaleza interior, favorecida por la reaparición de Milojevic, y apuntilló su triunfo con los puntos de los exteriores. En un Polaris falto de intensidad defensiva, Fizer llegó a los veintisiete puntos pero asumió muchas posesiones lo que impidió entrar en juego a sus compañeros y ninguno de ellos superó los diez puntos.

 

El choque comenzó frío y errático. Los dos equipos intercambiaban golpes al aire y ninguno parecía poder imponer su ritmo. Paradójicamente, al Pamesa le despertó el jugador con menos ritmo de su plantilla. Tras tres semanas de baja, Milojevic regresó a la competición y al anotar los seis primeros puntos de su equipo le enseñó el camino a la canasta.

Llegaron después los triples de Avdalovic y Timinskas, que noquearon a un Murcia todavía dormido. Su técnico, Manolo Hussein, había reservado buena parte de la ´pólvora´ ofensiva en el banquillo pero ni si quiera la salida a la pista de Fizer y Myers inquietó a la defensa local (20-9, m.10).

Debutó con el conjunto murciano el griego Nikos Vetoulas, pero el base griego fue incapaz de ordenar a su nuevo equipo. Además, regresó a la pista Milojevic, que de nuevo mareó con sus fintas a los pívots murcianos y estiró la renta del equipo local, en el que jugaba y cumplía el joven Víctor Claver (30-15, m.15).

A fuerza de buscar en su banquillo, Hussein encontró la pieza que hizo funcionar a su equipo: el escurridizo Brown. Sin apenas hacer ruido, el escolta aligeró las posesiones de su equipo y supo encontrar a Fizer, que asumió la responsabilidad ofensiva del Murcia y le permitió llegar al descanso con sus opciones prácticamente intactas (38-33, m.20).

El paso por el vestuario tampoco dio al Pamesa la clave para frenar al jugador estadounidense, pero dos triples de Miralles le permitieron coger aire en el marcador. Ante la peligrosa dinámica que para el conjunto local había adquirido el choque su propio entrenador, Fotis Katsikaris, puso a prueba la fortaleza de los suyos al ´provocar´ una técnica, que ayudó a caldear el ambiente de la Fonteta.

La táctica funcionó. Apoyado por su público, el conjunto local aumentó la intensidad de su juego en los dos lados de la pista y aprovechó la inspiración de Miralles, los centímetros de Chiacig y la puntería de Avdalovic para conseguir su máxima ventaja (60-44, m.27).


Hussein respondió con la pizarra, pero su defensa zonal apenas desconcertó unos segundos a los locales y tampoco solucionó su grave problema con el rebote defensivo. Además, como Fizer había asumido todo el peso de los ataques, ningún otro jugador pudo colaborar de manera regular en la anotación.

Tuvo que salir de la pista el estadounidense para que el Polaris se metiera de nuevo en el choque. Triguero y Thompson ganaron protagonismo, pero el Pamesa echó mano de la experiencia de Avdalovic y Timinskas para impedir la reacción murciana y poder gozar de un plácido fin de partido.


Ficha Técnica:

83. Pamesa Valencia (20+18+29+16): Avdalovic (19), Stefansson (-), Timinskas (12), Milojevic (18), Garcés (-) -cinco titular- Miralles (17), Oliver (4), Claver (-), Douglas (2), Chiacig (11), y Llompart (-).

75. Polaris World Murcia (9+24+19+23): Gavel (7), Robles (6), Risarcher (9), Thompson (10), Triguero (10) -cinco titular- Myers (3), Fizer (27), García (-) y Brown (3).

Árbitros: Pérez Pérez, Jiménez y Munar. Eliminaron por faltas personales al local Milojevic (m.40).

Incidencias: partido correspondiente a la vigésima jornada de la Liga ACB disputada en el pabellón de la Fuente de San Luís ante 6.200 espectadores.