La Diputación destina 200.000 euros para mejorar la carretera Gandia-Barx


Entre el kilómetro 3,6 y 6,2de la carretera CV-675 y las actuaciones afectarán a los márgenes de la citada vía.




 

La Diputación destina 200.000 euros para mejorar la carretera Gandia-Barx

Un total de 195.424,61 euros es la cantidad que la Diputación de Valencia tiene previsto invertir en la mejora de las cunetas de la CV-675, de Gandia a Simat de la Valldigna por Barx, a fin de completar la actuación en materia de mejora de la seguridad vial en el denominado tramo III de esta vía, comprendido entre los puntos kilométricos 3,6 y 6,2. La finalidad es adecuar aquellas cunetas que no fueron objeto de actuación en el anterior proyecto y que coinciden en su ubicación con zonas con un reducido ancho de arcén, por lo que pueden plantear algunas carencias en las condiciones de seguridad de los usuarios.
Las obras de mejora de la seguridad vial en la CV-675 entre Gandia y Barx, tramo III, que concluyeron hace ahora un año, incluían la ejecución de dos rotondas, la construcción de una mediana para reducir la velocidad, la creación de un carril bici y de un separador de la vía de servicio, además de la mejora del drenaje de la vía. Por otro lado, y para dar continuidad a la segunda fase del proyecto, se realizó una glorieta en el punto kilométrico 3,5 y se acondicionó la intersección con el camino de L’Ermita. Tal como ha destacado el Diputado de Carreteras, Pablo Seguí, “se trató de una compleja actuación que se desarrolló a lo largo de 10 meses y cuyo presupuesto superaba los 2,6 millones de euros, gracias a la cual se logró una notable mejora de la funcionalidad, accesibilidad y seguridad vial de esta carretera”. 


Sin embargo, el proyecto no contemplaba la actuación sobre las cunetas en del margen izquierdo en el tramo entre la nueva glorieta de conexión con el camí de L’Ermita y la de intersección con el camí del Pinet, así como las cunetas del margen derecho entre la glorieta anterior y el final del nuevo carril bici. El nuevo proyecto, pendiente de licitación, prevé modificar la geometría actual de dichas cunetas y revestirlas de hormigón, de modo que se permita su franqueamiento seguro por aquellos vehículos que pudieren salirse de la vía. Esta actuación requerirá en algunos puntos de la ejecución complementaria de instalaciones de drenaje y evacuación de aguas, así como de accesibilidad a propiedades colindantes y de creación de continuidad con las cunetas existentes.
Pablo Seguí ha declarado que con esta obra, cuyo plazo de actuación es de un mes y medio, “se completa la actuación llevada a cabo en este tramo de la carretera de Gandia a Barx, consiguiendo que sea completamente segura desde todos los puntos de vista y para todo tipo de usuarios”.
En este sentido, el Diputado de Carreteras ha insistido en que “todas las actuaciones que se desarrollan desde el Área de Carreteras de la Diputación de Valencia tienen como principal objetivo vertebrar el territorio mejorando la seguridad vial y potenciando la movilidad sostenible”, un concepto que, tal como ha detallado “pasa por situar en un primer plano dentro de la planificación del área de Carreteras a otros tipos de usuarios, como los peatones y los ciclistas, que están adquiriendo un importante protagonismo en esta nueva etapa”.