Manifiesto Anti Gandia Shore llevado por el Gobierno a la Mesa de Turismo


En estos momentos, los representantes turísticos debaten el manifiesto contra una nueva edición de Gandia Shore, en el salón de plenos del Ayuntamiento de Gandia. Aquí el texto íntegro sometido a aprobación.




 

Manifiesto Anti Gandia Shore llevado por el Gobierno a la Mesa de Turismo

Manifiesto contra una nueva edición de Gandia Shore

Todas las personas que pensamos e imaginamos Gandia desde el aprecio y el respeto, con independencia de las ideologías, el sexo, la procedencia o los oficios de cada uno, la queremos ver siempre en la cima de las ciudades más admirables y admiradas de todas partes. Y cuando hablamos de ella lo debemos de hacer siempre también desde el respecto y la educación, en positivo, en todo caso. Nuestra Gandia no será nunca una ciudad que acepte resignadamente cualquier imagen ni iniciativa que venga del disparate, de la burla, de la irresponsabilidad o la adulteración. Nosotros no toleraremos ninguna iniciativa que ensucie su nombre no que nos cause vergüenza.

Los gandienses, además de valencianos emprendedores, somos y seremos siempre fieles a toda una herencia secular lleva de orgullo y de progreso. Nos avalan siglos de trabajo bien hecho y de liderazgo histórico dentro y fuera del territorio valenciano. Actualmente, la Generalitat Valenciana ha reconocido a Gandia como la primera Capital Cultural Valenciana de la historia, valorando toda una trayectoria que va desde el Siglo de Oro Valenciano hasta ahora mismo.

Hoy, todos los que ayudamos cada día a mejorar el pasado, nos sentimos obligados a trabajar sinceramente para estar a la altura de la herencia que hemos recibido. Desde la calidad conseguida, nos esforzamos para llegar a la excelencia, luchamos diariamente para aspirar al reconocimiento internacional de ciudad singularmente atractiva.

La ciudad se ha incorporado al proyecto del Sello de Calidad en Destino y ha apostado definitivamente por un turismo urbano y sostenible, respetuoso con el medio físico y cultural, familiar, complementario a la oferta de sol y playa que nos ha dado a conocer y ha convertido en referente turístico. Queremos ser visitables y visitados todo el año por razones que merezcan la pena recordar y regresar de nuevo.

Por eso, ni Gandia ni ningún habitante suyo que la aprecie desinteresadamente, con el corazón en la mano, permitirá nunca ninguna ofensa ni ninguna iniciativa que ponga en riesgo todo aquello que nos ha costado y está constándonos tanto de ganar: una imagen amable, digna, atractiva, tranquila de la ciudad y su playa capaz de transmitir valores de identidad, pero también de universalidad, de buenas prácticas y de buenos servicios.

En consecuencia, estamos convencidos que, todo aquello que ponga en riesgo o se desvíe de los principios anteriormente citados, no nos favorecerá y jugará en contra nuestra. Gandia no puede ni debe tolerar frivolidades o juegos de ningún tipo que vayan en contra de sus intereses generales. Nos tenemos que proteger ante cualquier proyecto que nos haga recular ante nuestro compromiso y nos condene a posiciones de ridículo o rechazo interior o exterior.

Gandia ya ha superado el daño tan grande que en 2012 le causó el reality show “Gandia Shore”. Todos nosotros nos alegramos de paralizar la imagen indigna, sucia y analfabeta que aquel programa divulgaba. Ahora no es momento de recular ni de volver a repetir experiencias inaceptables.

Todos dijimos un día “Basta” y ahora tenemos que decir “No” ante la inimaginable posibilidad de una nueva edición de aquella pesadilla.