El Ayuntamiento de Gandia inicia su estudio contra la contaminación acústica


Vicent Mascarell junto con el responsable de la empresa Acusttel, han presentado un primer informe sobre las Zonas Acústicamente Saturadas basadas en un estudio de mediciones en todos los distritos del casco urbano de Gandia




 

El Ayuntamiento de Gandia inicia su estudio contra la contaminación acústica

El coordinador de urbanismo del Ayuntamiento de Gandia, Vicent Mascarell, ha comparecido en rueda de prensa para presentar el plan estratégico de análisis acústico del casco urbano de Gandia. Este informe, según Mascarell, tiene como fin el control y la prevención de que zonas concurridas se conviertan en Zonas Acústicamente Saturadas.

El informe está basado en una serie de mediciones tomadas en puntos estratégicos de la ciudad de Gandia, según cada distrito, mediante el uso de modelos predictivos, con mediciones tanto fijas, móviles, como de 24h de duración. Éstas se realizan por motivos de tráfico, ocio, industrial y ferroviarios.

Según las mediciones que se ha realizado, se ha concluido con que el tráfico es el principal causante de aumentar los decibelios en todos los distritos del casco urbano, dadas las concurridas avenidas y escasez de carriles, mientras que en la Plaza del Prado, los niveles acústicos eran superiores a la media pero que cumple en todo momento con el Plan Acústico Municipal de Ámbito Zonal, según ha especificado Juan Luis Aguilera, responsable de Acusttel.

Las zonas más perjudicadas en cuanto a cantidad de población expuesta a niveles por encima de la media son el distrito de la Avenida de Valencia con la Calle Benissuai, con un 36% de la población expuesta a estos niveles, mientras que las menos perjudicadas son las zonas del Centro y Plaza Mayor, junto con la Avinguda del Raval, donde el 68% de la población convive con niveles por debajo de la media recomendada.

Mascarell ha finalizado explicando que durante el transcurso del verano se realizarán el mismo tipo de mediciones tanto en el Grau de Gandia como en la propia playa, concluyendo este estudio al finalizar la temporada estival y tras el que el consistorio tomará las medidas necesarias en cuanto a la reducción acústica.