Oliva retoma este verano el Reto Lector en su tercera edición


El Reto acabará con una fiesta final en octubre, alrededor del Día de la Biblioteca, donde se hará la entrega de premios.




 

Oliva retoma este verano el Reto Lector en su tercera edición

El Servicio de Bibliotecas del Ayuntamiento de Oliva organiza, por tercer año consecutivo, el concurso del Reto Lector, que empezará el 21 de junio y finalizará el 22 de septiembre. El concurso propone cuatro desafíos dirigidos a la población estudiantil comprendida entre los 6 y los 16 años. 

Reto 1: Al paso. 6 libros

Reto 2: Al trote. 12 libros

Reto 3: Al galope. 18 libros

Reto 4: Olímpico. 24 libros

Las personas participantes en la tercera edición del Reto Lector se tendrán que inscribir a partir del miércoles 21 de junio, y recibirán de las bibliotecas una propuesta de itinerario con 28 ítems que incluyen una amplia selección de lecturas donde poder elegir. Al mismo tiempo,  habrá unos marcadores para conducir a nuevas experiencias lectoras. Los participantes tendrán que hacer el seguimiento de sus lecturas en una ficha que se les proporcionará.

Una vez leídos los libros que corresponden a cada uno de los retos, se tendrá que hacer la reseña de uno de ellos, que puede ser variada: en forma de poema, un dibujo, un trabajo manual, un resumen, un booktrailer, un booktuber, etc. La elección del libro a reseñar la hará el mismo Servicio de Bibliotecas, y cada participante elegirá la forma de la reseña.

Finalizado el plazo el viernes 22 de septiembre, las reseñas se valorarán para su exposición o publicación alrededor de la celebración del Día de la Biblioteca, donde  habrá una entrega de premios facilitados por la Asociación de Comerciantes de Oliva (ACCO).

Como novedad de este año, se podrá participar tanto en la Biblioteca Tamarit como en la Biblioteca de la Envic. Hará falta simplemente abrir una ficha en cada una de las bibliotecas.

Enric Escrivà, regidor de Bibliotecas, ha subrayado el papel destacado que el Reto Lector tiene en el fomento de la lectura, muy especialmente el papel que juega en el mantenimiento del hábito de lectura durante los meses vacacionales del verano. Ha recordado también el éxito de participación de las dos ocasiones anteriores y la gran aceptación que ha tenido esta iniciativa del Servicio de Bibliotecas.