Vuelve la moda de incumplir la ordenanza con carteles en mobiliario urbano


Está prohibido. Se permitió durante la pasada legislatura y ahora regresa de nuevo y además con la desidia de ni tan si quiera retirar los anuncios que, sobre el mobiliario urbano, se instalan sin que por ello conste sanción alguna.




 

Vuelve la moda de incumplir la ordenanza con carteles en mobiliario urbano

La ordenanza municipal prohíbe taxativamente instalar publicidad en el mobiliario urbano. Ya fue motivo de crítica durante la legislatura pasada habida cuenta los múltiples carteles taurinos que se instalaban en farolas, rotondas y otros. Ahora, la moda vuelve sin que nadie le ponga remedio.

Más allá de la prohibición el hecho de que el anunciante sea temporal se debe detectar rápidamente y se le puede sancionar al tiempo que obligar a retirar los carteles, cosa que no está ocurriendo. Lo más curioso resulta que no se ha dado a conocer sanción ninguna por el incumplimiento de la ordenanza y, es más, se repite cada vez con mayor asiduidad como muestran las imágenes de esta noticia.



En la playa de Gandia se puede todavía observar el anuncio de un circo para finales de mayo, es decir, hace un mes y no es que incumplió la normativa sino que ni tan siquiera lo retiró. Si pagó los cánones de ocupación de vía pública seguramente la administración local podrá requerir al dueño que lo retire, pero casi con toda probabilidad no regresará ex profeso a Gandia a retirarlo y si se le sanciona la multa se cobraría tras un largo y farragoso expediente.



Lo mismo ha sucedido con el último caso, con un show americano de mediados de junio. Ya sorprendió que toda Gandia quedara empapelada con estos anuncios que igual de sorprendente ha sido que todavía queden en la calle Sant Vicent junto al Teatre Serrano o en la calle Rafelcofer, es decir, ni sanción ni retirada.

Ahora, a las múltiples fachadas de edificios y bancos cerrados cuyos escaparates son copados por anuncios de discotecas de Gandia, eventos varios y hasta ofertas de trabajo, se suma de nuevo la moda de utilizar el mobiliario urbano para anunciar circos y shows.