Almoines aprueba una ordenanza para luchar contra el ruido


El Ayuntamiento de Almoines ha aprobado una ordenanza municipal para luchar contra la contaminación acústica que padece el municipio. El alcalde de la localidad, Vicent Ribes señala que son numerosas las quejas vecinales que se han producido en este sentido y que por tanto se han visto obligados a modificar la normativa existente en este sentido.




 

Almoines aprueba una ordenanza para luchar contra el ruido

Ribes señala que la intención del consistorio es “acabar con las perturbaciones producidas por el ruido y las vibraciones que implican un riesgo para la salud y una molestia grave para las personas, por lo que hemos actuado para conseguir el mayor bienestar de los ciudadanos de Almoines”.

 

La ordenanza municipal aprobada por el pleno del consistorio vela por la calidad sonora en todo el término municipal y adopta soluciones encaminadas a “conseguir el nivel más elevado de calidad de vida, por lo que se exige la necesaria calidad de aislamiento acústico para los edificios, y regula los niveles de ruido producidos por diferentes causas”, explica Ribes.

 

Los titulares de las actividades susceptibles de generar ruidos y vibraciones deberán realizar una auditoria al inicio de la acción, y un autocontrol de las emisiones acústicas, al menos cada cinco años.

 

Esta ordenanza, también limita el horario de construcción pública y privada al horario diurno de lunes a viernes. Esta misma limitación horaria, también se aplica a carga y descarga de mercancías en la zona urbana.

 

Respecto a las vibraciones, no se podrá instalar ni maquinaria, ni ningún órgano en movimiento sobre paredes medianas, techos, forjados u otros elementos estructurales de los edificios, con el objetivo de evitar molestar a los vecinos.

 

Esta ordenanza se encuentra en fase de exposición pública, por tanto durante un mes todos los vecinos de Almoines podrán presentar sus alegaciones y sugerencias para lograr que la normativa se adapte a las necesidades de la localidad.