Balance positivo del horario especial de estudio en Oliva


Hasta 1.600 usuarios han aprovechado las más de 80 horas semanales que el Servicio de Bibliotecas ha ofrecido para estudio entre el 22 de mayo y el 7 de julio




 

Balance positivo del horario especial de estudio en Oliva

La Biblioteca de la Envic cerraba el viernes 7 de julio el periodo especial de estudio que dedica cada año a los estudiantes que tienen que preparar la Selectividad, los últimos exámenes del año académico universitario o alguna otra prueba. En este periodo, que empezaba el lunes 22 de mayo, los estudiantes han encontrado abierta la biblioteca desde las 9 de la mañana hasta las 10 de la noche, de lunes a sábado, y de 9 a 14 horas el domingo.

Las estadísticas prueban que durante este periodo los estudiantes han supuesto más de la mitad de los usuarios de la biblioteca, que ha añadido este servicio al resto de prestaciones habituales. Se han contado 498 estancias de estudiantes durante la última semana de mayo, 990 durante el mes de junio y 112 durante la primera semana de julio, cosa que hace un total de 1.600 estancias. La afluencia más grande, por lo tanto, ha coincidido con la preparación de la Selectividad y de los exámenes universitarios. A partir de este momento se observa un descenso, a pesar de que la presencia de usuarios ha sido constando hasta el final del periodo.

Enric Escrivà, concejal de Bibliotecas, considera que con estos datos la Biblioteca de la Envic continúa siendo la referencia básica para la población estudiantil de Oliva y otras poblaciones del cercando, y que el servicio especial de estudio se consolida como una cita obligada del calendario anual. Escrivà ha querido agradecer también la colaboración del Consejo de la Juventud de Oliva y ha destacado la tarea de los conserjes encargados de la vigilancia durante el horario especial.

Respecto al Departamento de Juventud, la delegación ofreció las instalaciones del Casal Joven, abierto de forma extraordinaria del 22 de mayo al 9 de junio, de las 10 de la noche a las 2 de la madrugada, excepto sábado y domingo. El concejal Alejandro Salort ha valorado muy positivamente la experiencia, puesto que ha aumentado la asistencia respecto de ediciones anteriores, llegando a máximos de 50 personas. Este año, además, se ha implementado el acceso en Internet, satisfaciendo la demanda de los estudiantes.

"Este programa se ha consolidado de manera satisfactoria a nuestro municipio, puesto que ha aumentado el número de alumnos que han podido disfrutar del servicio y se han ejecutado positivamente mejoras como la compra de mesas o el acceso a Internet. Este es el segundo año que 'Estudia en PAU' se realiza durante el periodo previo a la Selectividad, y podemos decir que se ha visto satisfecha la demanda de estudio nocturno. Además, hemos ayudado a descongestionar las bibliotecas, que soportan una gran afluencia de gente", declara Salort.