La disputa por el linde afecta a las policías locales de Gandia y Xeraco


La disputa que mantienen Gandia y Xeraco por los 600 metros de playa está empezando a afectar a los funcionarios municipales que actúan en la zona




 

La disputa por el linde afecta a las policías locales de Gandia y Xeraco

Hemos podido constatar, gracias a las imágenes que nos ha enviado un fósforo de esta casa, que el conflicto entre Gandia y Xeraco por marcar el deslinde de los términos municipales, está empezando a afectar a diferentes trabajadores municipales como la policía local de ambos municipios o los trabajadores del servicio de limpieza.Precisamente ayer, cuando Gandia y Xeraco tenían que haber ido al Cartográfico para explicar sus motivos para reclamar la titularidad de los 600 metros de playa que están en disputa, un fósforo fue testigo de una situación, como mínimo incómoda. Un vehículo de limpieza de Xeraco se adentraba en término municipal de Gandia, en concreto en la zona de la playa nudista, y empieza a realizar la limpieza de dicho tramo, en ese instante, un quad de la policía local de Gandia, de patrulla por la zona, se acerca y le conmina a que abandone su tarea porque está realizando una labor fuera de sus competencias porque está en término municipal de Gandia, a la estampa se suman dos vehículos de policía local de Xeraco que también patrullaban en la misma zona.La situación fue, como mínimo incómoda, sobre todo porque todos los funcionarios están, en principio, cumpliendo con su función, pero lo cierto es que a falta de una nueva resolución, son los de Xeraco los que se adentran en término municipal de Gandia.Fuentes municipales nos confirman que las relaciones entre ambas policías son cordiales, pero que la situación es incómoda porque lo mejor sería no duplicar servicios y sobre todo, saber dónde está cada uno, por lo que esperan que el conflicto se resuelva lo antes posible, algo que parece que no se va a producir, al menos de forma inminente.Con esto, parece que la teoría de la co gestión, se va al traste, porque en lugar de avisarse o turnarse para realizar las labores de mantenimiento y vigilancia, lo que se hace es duplicar el servicio e incordiar a los trabajadores.