El lunes 18 de julio se han iniciado en Gandia las obras de rehabilitación del Parc Ausiàs March.


El lunes 18 de julio se han iniciado en Gandia las obras de rehabilitación del Parc Ausiàs March. Unas obras que se van a llevar a cabo gracias a la cooperación de la Consellería de Economía, Hacienda y Ocupación, dentro del programa de colaboración con las administraciones locales. El convenio permite contratar a 10 operarios de las bolsas de empleo del INEM y destinar 95.300 euros para la realización de trabajos como la reparación del muro de separación entre las zonas ajardinadas y las zonas destinadas a los viandantes, la reposición de las piezas de escaleras y barandillas arrancadas o rotas por la acción de los vándalos; restauración de la pérgola existente junto a la casa de la natura; limpieza del lago artificial y pintura de los elementos deteriorados. El concejal de medio ambiente, Joan Francesc Peris ha destacado lo positivo de contar con este tipo de programas que permite dar trabajo a gente que se encuentra en paro, a la vez que se recuperan espacios degradados, pero también ha destacado el problema de falta de concienciación social que existe sobre el patrimonio público y los continuos actos vandálicos que sufre el mobiliario urbano.




 

El lunes 18 de julio se han iniciado en Gandia las obras de rehabilitación del Parc Ausiàs March.

El alcalde de Gandia, José Manuel Orengo ha informado de que el Ayuntamiento recurrirá la sentencia que da la razión al Arzobispado de Valencia respecto a la titularidad de la plaza y el centro cívico de Marxuquera.

Al parecer, estos terrenos figuran como terrenos propiedad de la entidad religiosa en un documento que data de 1953, no obstante, esta parcela y los edificios que en él se ubican figuran como propiedad municipal en diversos documentos con fecha de 1974.

El alcade de la ciudad, no renuncia a recuperar la titularidad de esta zona de Marxuquera, pero de no lograrse un resultado favorable por parte de los tribunales, también se ha contemplado la posibilidad de conmutar estos terrenos al Arzobispado, con otros de caracter municipal ubicados en el Grao de Gandia.