Se toman medidas para frenar la residencialización en el Grao de Gandia


Gandia suspenderá cautelarmente las peticiones de licencia destinadas a transformar locales del Grao de Gandia en viviendas, a causa de la residencialización que está sufriendo la zona. Así lo explicaba esta mañana Vicente Mascarell, coordinador de gobierno de Urbanismo.




 

Se toman medidas para frenar la residencialización en el Grao de Gandia

A causa de la cantidad de actividades comerciales que están pasando a ser de uso residencial en los últimos años, Vicent Mascarell, coordinador general de Urbanismo en el Ayuntamiento de Gandia, pide suspender este tipo de licencias durante un año, y recapacitar ante la residencialización que se está produciendo en la zona de la playa de Gandia.

Sin embargo el problema es doble, porque parte de las licencias que llegan al Ayuntamiento son para poder convertir un apartamento en dos domicilios, aprovechando, por ejemplo, una reforma. De manera que, se están reduciendo los locales comerciales en la zona y, además, va aumentando la capacidad de albergar a más personas.

Esto tiene como efecto secundario un impacto en la calidad de vida del entorno, porque las zonas verdes, plazas de aparcamiento, calles, etc., declara el concejal, están pensadas para un número concreto de viviendas, y si éstas aumentan, se puede producir una masificación.

Vicente Mascarell asegura que si no se toman medidas y este proceso continúa, llegará un momento que los locales del sector terciario no serán suficientes para todas las personas que acuden en época de vacaciones, produciendo así un desequilibrio entre la oferta y la demanda.

Por ese motivo Mascarell anuncia que, como medida cautelar, se va a suspender durante un año, la concesión de estas licencias para que el gobierno municipal reflexione ante esta situación. Contando con expertos en la materia y con los vecinos que residen en la playa de Gandia, se tomará una decisión al respecto, pensando siempre en el sector turístico.