La estampa dominguera de la playa de Gandia


Mientras el Ayuntamiento de Gandia actúa perfectamente en vertederos ilegales en barrancos, acequias o carreteras, en la playa ni una señal ni multas al respecto. Las imágenes que nos remite un fósforo ya se repiten cada fin de semana con demasiada asiduidad.




 

La estampa dominguera de la playa de Gandia

Un fósforo de Cope-Onda Naranja nos ha mandado estas imágenes. Se trata de la basura que dejan personas incívicas cada fin de semana. Se repite ya con demasiada asiduidad y comienza ya a ser la estampa dominguera de la playa de Gandia. Son de ayer domingo las fotografías pero hay imágenes también de todo el verano donde la basura no engaña.

Ni una sola señal advirtiendo de la prohibición de dejar basura en la playa ni tampoco la sanción que ello conlleva. Esto contrasta con las actuaciones que se llevan a cabo, por cierto muy buenas, respecto a los vertederos ilegales que surgen junto a barrancos, acequias o carreteras.

El Ayuntamiento de Gandia ha acabado con la suciedad y mala imagen que daba el vertedero de Marxuquera, en la carretera de Barx, debajo del puente de la autopista. También ha acabado el Ayuntamiento de Gandia con el vertedero que había al final del Camí Assagador de Morant, en plena marjal, junto a la Caseta de Riego y cuya basura acumulada fuera de los contenedores algunos vecinos ya la vertían directamente a la acequia.

Así pues, la imagen que dejan los turistas, veraneantes o domingueros que tras alquilar un toldo en la playa de Gandia para pasar la jornada, se está repitiendo con demasiada frecuencia este verano sin que nadie haga nada por remediarlo.




Bien advirtiendo desde la empresa concesionaria dado que tienen los datos de quien alquila el toldo bien a través del servicio de quads de la Policía Local se podría, señala este fósforo, incrementar el servicio en las zonas de toldos a la hora en la que se suelen marchar los usuarios así como también colocar las señales advirtiendo de la multa que se les debe imponer a estos incívicos.

Mientras el resto de bañistas en su mayoría utiliza las papeleras y los organismos aumentan incluso colocando diversas papeleras de colores para facilitar el reciclado, metros atrás donde grupos o familias alquilan los toldos dejan una imagen de suciedad que no hacen quienes están en primera o segunda línea de arena.

Las imágenes son de ayer domingo al caer el sol, pero están siendo muy repetitivas cada fin de semana al no haber control sobre los vertidos de basura en la arena.