Cruz Roja Gandia se emplea a fondo en una jornada peligrosa de domingo


La bandera amarilla en la playa Nord de Gandia motivó ayer silbatos y torpedos en lo alto para advertir a los bañistas del peligro. Un rescate complicado en la zona de President obligó a actuar a socorristas y sanitarios.




 

Cruz Roja Gandia se emplea a fondo en una jornada peligrosa de domingo

Las playas de la Safor vivieron ayer una jornada intensa habida cuenta la gran afluencia de público y el fuerte viento que motivó que en muchas playas ondeara la bandera amarilla debido al fuerte oleaje que, en el interior del mar se estaba formando. En Gandia, con bandera amarilla, se vivieron momentos complicados.

En la playa Norte de Gandia, los efectivos de la Cruz Roja tuvieron que emplearse a fondo durante toda la mañana para advertir a los bañistas del peligro de vaguadas y zonas de arrastre a lo largo de toda la playa. Silbatos y torpedos en todo lo alto indicaban a bañistas que se estaban acercando al peligro y que por tanto debían de abandonar la zona y no adentrarse tanto en el mar.

Uno de los momentos más complicados se vivió en la zona de los apartamentos President donde varios socorristas de Cruz Roja se tuvieron que lanzar al agua para rescatar a un matrimonio mayor, de unos setenta años, que tenía serias dificultades para alcanzar la orilla y que el mar se los llevaba hacia adentro.

La alerta la dio el socorrista del Windsurf y rápidamente se lanzaron al mar cuatro socorristas además de activar de inmediato la lancha zodiac de President y la moto de agua. En cuestión de segundos era rescatado el matrimonio mayor y la peor parte se la llevó la mujer que tuvo que ser sacada del mar con la ayuda de dos socorristas.

Tras ser rescatada fue atendida la mujer por la dotación médica de la posta de President, así como tras suministrarle oxígeno y estabilizarla fue trasladada para ser atendida de este pre-ahogamiento. Afortunadamente pudo ser rescatada a tiempo gracias a la diligencia de los socorristas de Cruz Roja Gandia.