El periódico 7 y Medio aborda el problema de las motos eléctricas


¿Qué ocurre con estos artilugios?¿Quién tiene preferencia? ¿Quién debe ordenar su uso en la playa de Gandia? Todo esto en el actual número del periódico 7 y Medio Noticias.




 

El periódico 7 y Medio aborda el problema de las motos eléctricas

Vaya por delante que hay un vacío legal o más bien una trampa legal. La Dirección General de Tráfico los contempla pero remite a los ayuntamientos su regulación a través de una ordenanza. Así que la responsabilidad recae en el municipio en cuestión. En el caso de la playa de Gandia ya el pasado verano comenzaron los primeros problemas pero este verano de 2017 han ido en aumento. Se trata de los patines, monopatines, bicicletas y motos eléctricas.


La DGT dice que ante la imposibilidad de asimilarlos a la figura del peatón, y que, por tanto, no pueda hacerse uso de ellos en las aceras y espacios reservados a aquel. Esta imposibilidad   solo   quedaría   excepcionada   en   aquellos   casos   en   que   la   Autoridad  Municipal  habilite  de  modo  expreso,  como  ordenación  de  zonas  peatonales, la posibilidad de su uso en estos espacios. También recalca la DGT la imposibilidad  de   catalogarlos   como   vehículos   de   motor dado que su configuración y exigencias técnicas no permiten obtener las correspondientes homologaciones para ser considerados de este modo pues no están incluidos en el campo de aplicación de la reglamentación.


Así pues, este tipo de artefactos eléctricos pueden circular por la calzada siempre que existan vías expresamente autorizadas por el ayuntamiento. Además, el consistorio puede autorizar que circulen por las aceras, zonas peatonales, parques o incluso habilitar carriles especiales con las prohibiciones y limitaciones que considere oportunas.


Pero ojito porque la utilización de estos VMP se debe hacer atendiendo a las normas de tráfico, es decir, respetar el ordenamiento jurídico vial por lo tanto no vale ir haciendo el cabra o no respetar los pasos de peatones o las limitaciones de velocidad.


Y como no tienen la consideración de vehículo a motor, resulta que tampoco están obligados a contratar un seguro en los términos que establece la Ley de Seguros pero tampoco se debe obviar que si el Ayuntamiento de Gandia lo establece en su ordenanza sí que deberán contratar un seguro.


Los VMP se clasifican según en función de la altura y de los ángulos peligrosos que puedan provocar daños a una persona en un atropello, estableciéndose cuatro niveles de peligrosidad.


Los artefactos eléctricos que están llenando este verano el paseo Marítimo Neptuno de la playa de Gandia y circulando por zonas como el carril bici o peatonales, no pueden alcanzar una velocidad máxima de 30 km/h y solo puede ir una persona. Ello genera encontronazos, problemas de circulación entre bicicletas-deportistas-VMP-peatones, insultos, infracciones a las normativas de tráfico etc.


Durante este verano han sido muchas las voces críticas que piden una regulación y que ésta sea cuanto más rápida mejor con la finalidad de evitar que los problemas que ahora surgen de forma puntual vayan a más y comience a ser un verdadero quebradero de cabeza para los peatones. Sin ir más lejos, hacen carreras con los artefactos, son tan sonoros que muchos peatones o deportistas no llegan a advertir de su presencia por lo sigilosos que son al ser eléctricos; bajan a toda velocidad por el paseo Marítimo a través de las rampas de madera circulando en sentido contrario por la acera y se suben en la próxima para adelantarse entre competidores; circulan por las calles de la playa haciendo sonar las bocinas y contra dirección en multitud de casos; y en otras, los más jóvenes e incluso adolescentes circulan sin prestar atención, sin saber cómo se maneja el artefacto en cuestión o wasapeando mientras conducen sin importarles la infracción que cometen.


Sin duda, la regulación de los Vehículos de Movilidad Personal por la playa de Gandia nada tiene que ver si es verano, otoño o invierno. Es una necesidad que, de momento, parece que se alarga este verano.