Seis años de cárcel para el dueño de un bar de Ador por traficar con cocaína


La droga encontrada en los genitales del dueño del bar y en el establecimiento hostelero para su venta a terceros ha sido valorada en 2.914 euros y la hallada en la vivienda particular tiene un valor de 4.688 euros. Propietario y cliente han sido condenados a seis y cuatro años de cárcel respectivamente.




 

Seis años de cárcel para el dueño de un bar de Ador por traficar con cocaína

La sección tercera de la Audiencia Provincial de Valencia ha confirmado la pena de 6 años de cárcel para el dueño de un bar de Ador donde se traficaba con cocaína así como 4 años de cárcel para un cliente que hacía las tareas de depositario almacenando las drogas en su casa para la venta a terceros desde el bar.


La Guardia Civil de Oliva-Gandia instaló un servicio de vigilancia frente a un bar de Ador al tener conocimiento que el dueño del establecimiento ejercía la venta de droga. El 5 de junio de 2014, a las cuatro y media de la tarde los agentes observaron a una persona que entraba y salía del bar, realizaba llamadas telefónicas, mirando la calle y en actitud de esperar a alguien. A los pocos minutos llegó una persona y le entregó un pequeño paquete en la puerta del bar dirigiéndose en ese momento al interior del establecimiento. En ese instante intervino la Guardia Civil.


Al entrar en el bar los primeros agentes de paisano e identificarse como miembros de la Guardia Civil, uno de los investigados comenzó a gritar a un cliente ¡chivato, chivato! Lo que motivo que fuera cacheado tras la barra y junto a la cocina. En el cacheo se le intervino oculto en la zona de los genitales, un envoltorio de cinta de carrocero, en cuyo interior había cocaína que guardaba para su posterior venta a terceras personas dentro del bar y así obtener beneficios lo que era conocido por el otro investigado.


Se realiza una inspección en este bar de Ador y los agentes hallan en un cajón, en la parte de la barra del bar, en el mueble de la máquina del café, un monedero en cuyo interior hay un envoltorio con cocaína. Dentro de una caja de whisky y al lado de una botella otro envoltorio de plástico con cocaína. Debajo de la barra un bote de tabaco de liar en cuyo interior se hallan cogollos secos de marihuana. En el almacén del bar se localiza una caja de un teléfono móvil y en su interior cogollos de marihuana, así como junto a la misma una báscula de precisión, un rollo de alambre que se utiliza habitualmente en los envoltorios de plástico con cocaína, y multitud de recortes circulares de bolsas de plástico de color blanco.


Una hora después de este registro en el bar y ante la sospecha que uno de los detenidos pueda hacer funciones de guardería o depósito de la cocaína los agentes se trasladaron al domicilio particular del investigado y se halló varios envoltorios con cocaína que guardaba en connivencia con el otro detenido para vender la droga a terceros.


La cantidad de cocaína encontrada en el bar de Ador ha sido valorada en 2.914 euros y la marihuana en 65 euros mientras que la cocaína localizada en la vivienda particular tiene un valor de 4.688 euros.


El propietario del bar ha sido condenado a seis años y un día de cárcel y multa de 16.000 euros. El cliente que guardaba la droga en su casa y la llevaba al bar ha sido condenado a cuatro años y multa de 5.0000 euros. La sentencia es firme.