Las personas con movilidad reducida ya pueden bañarse en la playa de Gandia


La playa de Gandia ya dispone de un nuevo servicio de baño adaptado a personas con movilidad reducida, para que se puedan bañar en el mar sin problemas. Son los voluntarios de Cruz Roja quienes recogen a los usuarios y los trasladan hasta el área de la playa habilitada. Más de 200 personas ya se han beneficiado de esta iniciativa.




 

Las personas con movilidad reducida ya pueden bañarse en la playa de Gandia

La opinión de los usuarios que disfrutan de este servicio:

Lorena Donet: `Antes venía muy poquito a la playa, porque a mi familia le era imposible acompañarme. Este año vengo todos los días. Estoy disfrutando más que nunca´.

Rafa Muñoz: `Hacía más de 20 años que no podía bañarme en la playa. Quiero agradecer la atención tan buena del personal y voluntarios de Cruz Roja Gandia´.

José Escrivá: `Yo vivo solo y me era imposible venir al mar. El esfuerzo del servicio vale la pena y se debería aumentar aún más´.

Los voluntarios de Cruz Roja, con la colaboración del Ayuntamiento de Gandia y Caixa Popular, han hecho posible un servicio de baño adaptado a personas con problemas de movilidad reducida en la playa de Gandia. Esta propuesta, que fue anunciada a principios de año, se ha puesto en marcha este verano por primera vez, haciendo posible que personas con discapacidades mayores puedan acceder a la playa y bañarse. De momento se han podido beneficiar más de 200 personas, y se espera que esta cifra aumente en las próximas temporadas.

Desde Cruz Roja, ha agradecido el apoyo del Ayuntamiento y Caixa Popular, "gracias al cual trasladamos 3 personas diarias hasta el mar y más de 200 se han beneficiado ya del servicio. Nos gustarían que fueran muchas más".

Hay que tener en cuenta que algunas de estas personas no tienen ninguna manera de desplazarse a la orilla del mar por sus propios medios, ni tienen a nadie que les ayude. Así que los voluntarios de Cruz Roja recogen a los usuarios en sus casas y, con un vehículo adaptado, los trasladan hasta el área habilitada, que se encuentra al final de la playa. Luego, al finalizar la jornada, los devuelven a sus casas.



La alcaldesa de Gandia, Diana Morant, acompañada del presidente de Cruz Roja Gandia, Toni Martí, y el responsable de Relaciones Institucionales de Caixa Popular, Paco Alós, visitaron la mañana del 25, el punto de baño adaptado de la playa de Gandia, para comprobar el magnífico trabajo que están haciendo los voluntarios de Cruz Roja, al ayudar a las personas con movilidad reducida a tomar el baño.

En la playa de Gandia hay tres puntos de baño adaptado, uno en la calle Islas Canarias, otro en la calle Asturias y otro enfrente del hotel Tres Anclas, y están abiertos hasta el 30 de septiembre. Estos baños sirven de ejemplo y referente en la Comunidad Valenciana, y además, enriquecen y complementan los demás servicios de que dispone la playa de Gandia.



Lidia Morant ha destacado la labor de los voluntarios: `Hemos estado hablando con algunos de los usuarios y nos han dicho que están muy contentos porque algunos de ellos hacía mucho que no veían el mar. Nos han comentado incluso que este servicio les da la vida y mucha alegría. Pues nosotros estamos aquí para facilitar y mejorar la vida de las personas y para hacerlos más felices. Por todo ello, quiero dar la enhorabuena al presidente de la Cruz Roja de Gandia, Toni Martí, y también agradecer a la Caja Popular su colaboración.´

Cruz Roja confirma que este proyecto es un plus para la playa: `Gandia, si quiere seguir siendo una ciudad turística, abierta, solidaria y amable, debe ofrecer estos servicios de ayuda a las personas más necesidades. Ya lo he dicho otras veces: Gandia quiere liderar el relato de la Comunidad Valenciana, donde la marca esté cubierta de valores, y la solidaridad, es un valor que llevamos en el ADN. Playas idílicas, hay muchas, pero playas que, además, ofrezcan servicios como el de acompañar a la gente más necesitada en la playa, no tantas´.

Finalmente, Alós también ha agradecido el trabajo ejemplar del Ayuntamiento de Gandia y Cruz Roja para ofrecer estos servicios que no se hacen en otros destinos turísticos. ` Es un ejemplo de lo que apostamos desde Caja Popular, el fomento de los valores de la igualdad. Gracias a este tipo de servicios a las personas ya no están encerradas en casa, aumenta su autoestima, mejora su calidad de vida´.