La Mancomunidad de La Safor reparte 660 mesas a los pueblos que la conforman


La Mancomunidad de los municipios de La Safor reparte 660 mesas plegables entre las distintas localidades que forman parte de la entidad, con la finalidad de promocionar la imagen corporativa de la Mancomunidad, pero también para promover su apoyo a las actividades y acontecimientos que se hagan por toda la comarca.




 

La Mancomunidad de La Safor reparte 660 mesas a los pueblos que la conforman

La Mancomunidad de Municipios de La Safor, a través del Plan Provincial de Obras y Servicios del ejercicio 2016, ha distribuido 660 mesas plegables entre las localidades de la comarca, con la intención de difundir y promocionar su imagen corporativa y, a la vez, dar a conocer su presencia en los municipios y su papel como nexo de unión de la entidad. Y por ello, ha decidido formar parte de los proyectos y actividades que se hacen en cada pueblo de La Safor.

Las mesas plegables cuentan con una estructura de acero pintado y sobre en polietileno, de alta densidad y resistencia. Las mesas también traerán una serigrafía con el logotipo de la identidad de la Mancomunidad en ambos lados, situados en dirección diagonal.

Cada municipio puede utilizar las mesas en cualquier momento y circunstancia, sin necesidad que sea una actividad programada por la Mancomunidad, porque el municipio forma parte de la comarca de La Safor. La distribución de las dichas mesas se realizará en función del número de habitantes de cada municipio, teniendo siempre en cuenta que se debe dar un buen servicio a los pueblos más pequeños.

La finalidad es mostrar la presencia de la Mancomunidad en todos y cada uno de los pueblos que la conforman, como entidad de gestión supramunicipal que presta servicios a los ciudadanos de una manera conjunta, y que promueve actividades y acontecimientos por toda la comarca de La Safor - actividades que cada uno de los pueblos por separado no podrían realizar -.

Además, esta entidad se caracteriza por prestar dichos servicios con la calidad, la especialización y el precio digno de una entidad con una infraestructura mucho más grande, pero con la proximidad que puede dar un pueblo pequeño, donde todos los habitantes tienen la confianza de poder ir a su ayuntamiento.