La crisis de la basura de Gandia y Oliva por fin ha finalizado.


La crisis de la basura de Gandia y Oliva por fin ha finalizado. Aunque de momento lo ha hecho con una serie de medidas provisionales, la Consellería ha garantizado a ambos ayuntamientos que la provisionalidad se va a mantener hasta que se desarrolle a través del Consorcio, el Plan Zonal de Residuos para la comarca de la Safor; es decir, hasta que se construya bien una planta de transferencia, bien una planta de tratamiento. La solución aportada para Gandia y Oliva son diferentes, aunque similares y mientras que Gandia cuenta ya con la autorización por escrito, Oliva de momento cuenta con una autorización verbal a la espera de que ésta se confirme por escrito el próximo lunes. Desde ambos consistorios se ha mostrado satisfacción por poder poner fin a una situación que ha sido angustiosa en algunos momentos, aunque los dos han garantizado en todo momento el servicio de recogida domiciliaria, algo fundamental sobre todo en estas fechas, en las que nos encontramos en temporada turística alta y por tanto la población y la basura aumentan de forma considerable.




 

La crisis de la basura de Gandia y Oliva por fin ha finalizado.

El alcalde de Gandia, José Manuel Orengo ha informado de que el Ayuntamiento recurrirá la sentencia que da la razión al Arzobispado de Valencia respecto a la titularidad de la plaza y el centro cívico de Marxuquera.

Al parecer, estos terrenos figuran como terrenos propiedad de la entidad religiosa en un documento que data de 1953, no obstante, esta parcela y los edificios que en él se ubican figuran como propiedad municipal en diversos documentos con fecha de 1974.

El alcade de la ciudad, no renuncia a recuperar la titularidad de esta zona de Marxuquera, pero de no lograrse un resultado favorable por parte de los tribunales, también se ha contemplado la posibilidad de conmutar estos terrenos al Arzobispado, con otros de caracter municipal ubicados en el Grao de Gandia.