La Asociación de Vecinos de la playa presenta una instancia a Diana Morant


La Asociación de Vecinos por la Convivencia de la playa ha presentado una instancia a la alcaldesa de Gandia, Diana Morant, por no facilitarles la documentación que habían solicitado el año pasado, sobre licencias de terrazas en algunos establecimientos de la playa. Paco Pajares, presidente de la Asociación, destaca que llevan 13 meses esperando respuesta.




 

La Asociación de Vecinos de la playa presenta una instancia a Diana Morant

La Asociación de Vecinos por la convivencia de la Playa de Gandia solicitó al Ayuntamiento de Gandia, en julio de 2016, documentación referida a las licencias de terrazas de algunos establecimientos de la playa. Un año y un mes después, todavía no han recibido respuesta. 
En consecuencia, han presentado, tras la recogida de casi 400 firmas, una instancia en el Ayuntamiento dirigida a la alcaldesa Diana Morant. Paco Pajares, presidente de la Asociación, ha querido hacer sabedores a los medios sobre este hecho que, dice ser, inadmisible.

Pajares considera que es una tomadura de pelo a la ciudadanía y ninguneo a su asociación que sean los gobernantes y representantes políticos de la oposición quienes no dan ninguna importancia al cumplimiento de la ley, cuando ellos, considera el presidente de la asociación, deberían ser los primeros en cumplirla y dar ejemplo. No les ha importado saltarse su propia ordenanza de transparencia.

El Síndic de Greuges, quien vela por el cumplimiento de los derechos de los ciudadanos ante las administraciones públicas, tramitaron las quejas de la Asociación. Informaron en su día al Ayuntamiento de Gandia que si algunos establecimientos de la playa operaban sin licencia, este acto se consideraría, por parte de la Administración local, un delito de omisión o prevaricación. El Ayuntamiento comunicó que contestarían, pero para sorpresa de la Asociación, esto todavía no ha sucedido.

Por último, Pajares notifica que los culpables no son solo los del gobierno municipal, sino también los representantes de los demás partidos de Gandia quienes, sabedores de esta situación, no han exigido al gobierno de Gandia que cumpla con la ley. 

"También hemos enviado correos electrónicos a los responsables políticos, quejándonos de la inmoralidad que supone que un gobierno municipal incumpla las leyes deliberadamente; la ley obliga que se debe responder a una consulta ciudadana en el plazo de un mes, máximo dos con justificación demostrable. Y culpamos también al Partido Popular y a Ciudadanos porque siendo sabedores de esta situación a través de la Junta de Distrito de la Playa", declara Paco Pajares.