Dos detenidos en una persecución a 130 km/h de Gandia a Llaurí


La persecución del coche robado se inició en la plaza de Espanya de Gandia y se prolongó por Xeraco, Tavernes de la Valldigna, Favara y Llaurí. En la huída circulaban a 130 km/h por dentro de cascos urbanos.




 

Dos detenidos en una persecución a 130 km/h de Gandia a Llaurí

Agentes de la Policía Nacional adscritos a la Comisaría de Gandia han detenido en la población de LLaurí a dos hombres de 31 y 41 años, de origen español, como autores de los delitos de robo/hurto uso de vehículo, delito contra la seguridad vial y atentado agente de la autoridad, tras una persecución con un vehículo sustraído durante más de 60 kilómetros por las poblaciones de Gandia, Xeraco, Tavernes de la Valldigna, Favara y Llaurí. Los sospechosos llegaron a circular a velocidades de 130 kilómetros por el interior de las poblaciones, con peligro para los peatones que se encontraban en la calle y durante la detención agredieron a los agentes.

Los hechos ocurrieron sobre las tres menos veinte de esta madrugada en Gandia cuando los agentes que realizaban labores de prevención de la seguridad ciudadana observaron en la plaza de España un vehículo estacionado en sentido contrario con dos ocupantes en su interior.

Los policías se aproximaron para averiguar dicho comportamiento, por lo que al percatarse de la presencia policial, el coche inició rápidamente la marcha haciendo caso omiso a las indicaciones policiales, siendo interceptado nuevamente en una intersección cercana. En el momento que los agentes volvieron a bajar del vehículo, éste aprovechó para acelerar bruscamente y darse  de nuevo a la fuga dirección Valencia por la N-332. Los agentes iniciaron el seguimiento, respetando en todo momento las normas de circulación a la vez que facilitaban comunicados constantes de la ubicación del vehículo a través de la sala del 091 para la colaboración con el resto de indicativos.

Durante el seguimiento el vehículo circuló por las poblaciones de  Xeraco, Tavernes de la Valldigna, Favara y Llaurí, durante más de 60 kilómetros realizando maniobras como invadir la calzada contraria, frenar bruscamente para colisionar con el vehículo policial que le precedía, así como circular a más de 130 km/h en núcleos urbanos con la peligrosidad para los viandantes que encontraban en la calle.

Una vez el vehículo en la población de LLaurí realizó un giro brusco y golpeó con un vehículo policial provocándole daños en el frontal izquierdo ya que circulaba a gran velocidad, momento que aprovecharon los ocupantes para emprender la huida a pie, siendo detenidos por los agentes a escasos metros del lugar, que al resistirse sufrieron lesiones leves los policías. En esta localidad se incorporó un indicativo de Guardia civil que colaboró con los agentes en la detención.

Los policías averiguaron que el vehículo figuraba sustraído, así como intervinieron una gran cantidad de cables que se habían usado para arrancar el vehículo de forma ilícita, y dos destornilladores bajo el asiento del conductor.

Los detenidos, con antecedentes policiales, han pasado a disposición judicial