La planta desnitrificadora de La Falconera ha entrado en funcionamiento


El agua de Gandia hasta hace tan sólo un año, poseía un alto contenido en nitratos y cal, lo que hacía imposible su consumo. Ahora, tras la implantación en el municipio de dos plantas desnitrificadoras, “su calidad es tan buena, que supera a muchas aguas embotelladas y es totalmente recomendable para el consumo humano”, según ha informado el concejal de Medio Ambiente, Joan Francesc Peris.




 

La planta desnitrificadora de La Falconera ha entrado en funcionamiento

El Grupo Aguas de Valencia ha conseguido en menos de dos años, construir dos instalaciones desnitrificadoras en esta ciudad. La primera planta, la del Ull del bou, se inauguró en diciembre de 2005, y dotó en un primer momento de agua de calidad a los barrios de Corea, Centro Histórico, Raval y Benipeixcar. En el mes de marzo, se extendió a la playa de Gandia, pero no ha sido hasta ahora y tras la inauguración de la planta de la Falconera cuando el 100 % de los gandienses han gozado de un agua de calidad.#foto2der#

 

El alcalde de Gandia, José Manuel Orengo, el concejal de Medio Ambiente Joan Francesc Peris, y el vicepresidente del Grupo Aguas de Valencia, Eugenio Calabuig, han presentado la nueva instalación que suministrará diariamente 16.000 metros cúbicos. Una cantidad que se sumará a los 16.000 que depura diariamente la otra planta desnitrificadora, la de Ull del Bou. Así, ambas plantas abastecerán a una población que en invierno alberga a 70.000 personas y que en verano alcanza la cifra de 250.000 habitantes.

 

Los trabajos de construcción de esta segunda planta desnitrificadora se iniciaron en agosto de 2006 y producirá diariamente una 16.000 metros cúbicos, una cantidad similar a la producida por la otra planta, Ull del Bou. La Planta Falconera tratará el agua procedente del Pozo Llombart, recientemente equipado y conectado a la red de abastecimiento, siendo completado con aportes del Pozo de Beniopa y, en su caso, del de San Antonio.

 

Al igual que en la planta “Ull del Bou”, en la “Falconera” se ha optado para la mejora de la calidad del agua el sistema de electrodiálisis reversible, ya que permite alcanzar una mayor eficiencia técnica y económica. Este proceso electroquímico permite desnitrificar una corriente acuosa mediante el uso de la corriente eléctrica.#foto3izq#

 

El concejal de Medio Ambiente, Joan Francesc Peris ha destacado el importante esfuerzo que ha supuesto para la ciudadanía llevar a cabo la construcción de la Falconera, presupuestada en 17 millones de euros, “pero ha valido la pena porque  proporciona a Gandia una de las mejores aguas potables y la convierte en la envidia de muchas ciudades, que estoy seguro que a partir de ahora se plantearán aplicar medidas similares”.