La Capilla de la Asunción: la gran olvidada en pleno centro de Gandia


En este número del periódico gratuito 7 y Medio Noticias se aborda la situación de abandono que sufre este desconocido y desapercibido templo gandiense. Aquí repasamos un poco su historia y la situación.




 

La Capilla de la Asunción: la gran olvidada en pleno centro de Gandia

Lleva siete años en venta y es la gran olvidada de todos. Se trata de la Capilla de la Virgen de la Asunción, ubicada de forma discreta y ruinosa en la calle Confraria de l’Assumpció, justo en una calle lateral de la Colegiata de Gandia que da a la calle Major. A diario pasan centenares de personas por delante de ella si tan siquiera saber de su existencia. A lo máximo que llegan algunos es a preguntarse qué hace la imagen de una virgen en la esquina de la calle Major.




En 2010, el concejal de Urbanismo Fernando Mut aseguró que se había dictado una orden de ejecución para su restauración inminente dado que se estaba cayendo en su interior. La zona más dañada en aquella época era la cúpula, la cual ya se había desprendido gran parte. El edificio está protegido, pero al igual que otros muchos, sus propietarios hacen caso omiso a la obligatoriedad de reconstrucción y los políticos tampoco se afanan en preservar este tipo de patrimonio.


Cosa que contrasta sobre todo con las últimas permutas con el Arzobispado respecto a la Ermita de Sant Vicent, en la antigua carretera de Almoines, o la plaza de la Ermita de Marxuquera. Esta sin embargo duerme el sueño de los justos. Hace un año, cuando Cope-Onda Naranja desveló la situación de la Capilla de la Asunción, el actual concejal de Territorio, Xavier Ródenas, ya destacó que había ''expedientes urbanísticos paralizados en el ayuntamiento desde hacía 12 o 14 años'' y señalaba que el de la capilla era uno de ellos. Es más, el propio Ródenas señalaba sin ningún rubor que ''la falta de voluntad política'' en este tipo de casos acababa como el que nos ocupa.


Incluso el concejal Xavier Ródenas recordaba que la Ley permite a los propietarios pagar a plazos la obra de restauración para no perder la propiedad. Pero por unos y por otros, la Capilla de la Asunción sigue olvidada en pleno centro de Gandia.


El historiador y colaborador de Cope-Onda Naranja, Vicent Pellicer, ya avanzó hace muchos años que el arzobispo Juan de Ribera daba cuenta ante el arzobispado tras una visita a Gandia de la existencia de ''una cofradía, con su casa, capilla y constituciones''. Una fundación que se remonta al 6 de abril de 1378 y, según Pellicer, lo hizo como entidad independiente de la iglesia de Santa María de Gandia, la actual Insigne Colegiata de Gandia.


Otro historiador gandiense que ha ahondado en esta Capilla de la Asunción ha sido Abelardo Herrero quien data de su existencia en el siglo XVIII por lo que no se descarta que fuera construida a finales del XVI. En su interior hay un arco carpanel y la silueta de una puerta cegada en el cuerpo central. En la parte superior, se remata en espadaña incurvada. Cuenta con un ventanal abocinado que quizá fuera la hornacina en otros tiempos.


Hace años, en la planta baja existía una tienda de muebles de mimbre. Tras años cerrada a cal y canto se deteriora su interior, y últimamente sirve su entrada para almacenar a sus puertas mesas y sillas de bar.


Así pues, mientras se permuta la Ermita de Sant Vicent, la plaza de la Ermita Marxuquera, y se restaura la Torre dels Pares, esta Capilla de la Asunción vuelve a ser la gran olvidada de los gandienses.


Descárgate pinchando aquí el periódico 7 y Medio