El Gobierno de España trabaja para implantar en Gandia una oficina de Penas


El delegado de Gobierno de España en la Comunitat Valenciana, el gandiense Juan Carlos Moragues, ha visitado, esta mañana, la Unidad Residencial Endavant de la Asociación Jezrael cuyo objetivo es ofrecer residencia a los internos de tercer grado de la Safor para facilitar la integración familiar, laboral y social de estas personas que se encuentran en la última fase de la condena, evitándose así su desplazamiento a la prisión de Picassent.




 

El Gobierno de España trabaja para implantar en Gandia una oficina de Penas

Moragues ha señalado que la Asociación Jezrael ha abierto el camino a muchas otras ya que fue la primera unidad dependiente del Centro de Inserción Social de Picassent. ''Vosotros fuisteis pioneros, abristeis el camino a muchas otras asociaciones que siguieron vuestro ejemplo de compromiso social''.

Dichas unidades nacen para crear una alternativa al cumplimiento de la pena, que permita la reeducación y rehabilitación social de los penados clasificados en tercer grado que derive el CIS Torre Espioca tratando de posibilitar una mejor inserción familiar, laboral y comunitaria de los mismos. Los internos llevan dispositivos telemáticos para controlar el horario marcado.

Moragues ha agradecido a la Asociación Jezrael, a sus trabajadores y a sus 25 voluntarios, su colaboración con el Ministerio del Interior ya que se encargan de la ejecución de los programas de tratamiento de los internos aportando, por su cuenta, el personal técnico y de apoyo adecuado, mientras que la Secretaria General de Instituciones Penitenciarias aporta los gastos de comida y aseo personal por interno.  ''Sois un ejemplo de cómo la colaboración entre el Gobierno y la sociedad civil puede y es beneficiaria para conseguir una sociedad mejor y ofrecer una segunda oportunidad a aquellos que se equivocaron en un momento de sus vidas'', ha destacado el delegado.

Durante la visita el director de la Asociación Jezrael, Miguel Fons, y el delegado de Gobierno han señalado que ''actualmente se está trabajando en un Convenio para que Gandía cuente con una oficina propia de gestión de penas y medidas alternativas''. Dicho Convenio se está trabajando desde Instituciones Penitenciarias con la Asociación Jezrael y el Ayuntamiento de Gandia.


En la actualidad este servicio está centralizado en la Ciudad de la Justicia de Valencia y con la descentralización se consigue que aquellos condenados a trabajos en beneficio de la comunidad de la comarca de la Safor y de la Marina no deban de desplazarse hasta Valencia y puedan realizar las gestiones en Gandia.