La exposición prohibida en Bellreguard pone a Joan Marco contra las cuerdas


La Audiencia anula el archivo de la denuncia realizada en su día por el Partido Popular y reabre la causa tras verificar que el ahora ex alcalde Joan Marco que sí sabía que la situación de la exposición en período electoral.




 

La exposición prohibida en Bellreguard pone a Joan Marco contra las cuerdas

El juzgado de Gandia archivó la denuncia presentada por el Partido Popular contra el entonces alcalde de Bellreguard, Joan Marco (PSOE) al señalar la primera autoridad bellreguardina que nadie le comunicó que la exposición había sido prohibida por la Junta Electoral de Zona al estar en período electoral.

Se trata de una exposición que recogía obras del pintor alcoyano Antoni Miró sobre su paisano Ovidi Montllor y a cuya inauguración en la Casa de la Cultura de Bellreguard asistieron, entre otros, Ximo Puig y Mónica Oltra.

El juzgado gandiense dio crédito a la versión del entonces alcalde y aplicando la presunción de inocencia así como ante la duda a favor del reo, decidió archivar la causa. Ahora, la Audiencia de Valencia la ha reabierto porque no comparte los motivos ni los razonamientos esgrimidos por el juez gandiense respecto a que Marco no supo que había sido prohibida la exposición por parte de la Junta Electoral de Zona.

Para la Audiencia, Joan Marco no se interesó por los hechos a sabiendas de que la Junta Electoral de Zona estaba analizando si procedía o no a su inauguración, lo que demostraría una ignorancia deliberada para no saber el resultado. De la misma manera, otros funcionarios podrían haberse colocado en una situación intencionada dado que la anulación de la muestra lelgó vía fax tres horas antes de su inauguración.