Señora Alcaldesa: esto es un infierno y puede acabar en una desgracia


Tres meses después que el Gobierno anunciara la apertura de un expediente para echar a la vecina conflictiva del edificio del número 70 de la calle del Lector Romero de GAndia, en el barrio de Benipeixcar, continuan agravándose los problemas en el edificio y advierten que puede acabar en una desgracia en caso de no actuar.




 

Señora Alcaldesa: esto es un infierno y puede acabar en una desgracia

Los nervios están a flor de piel. Llevan años aguantando, denunciando, protestando y el último episodio lo protagonizaban este verano los vecinos del número 70 de la calle del Lector Romero en Gandia, en pleno barrio de Benipeixcar.

En julio, los vecinos pidieron echar a la inquilina de este piso público por los destrozos que causaba y el ayuntamiento procedió a la apertura de un expediente de expulsión pero justificaba la tardanza que con ella vivían niños menores y en temas burocráticos.

Se trata de una chica que, además, no paga la comunidad ni tampoco el alquiler, pese a que es una vivienda social municipal por la que debería abonar una cantidad mensual al consistorio.

Daniel Pantanali, presidente de la comunicad, ha señalado que llevan mucho tiempo denunciando esta situación a los Servicios Sociales y no han hecho nada para expulsarla del piso, a pesar de que ni siquiera cumple con sus obligaciones económicas.

La acción que ha acabado por sublevar a la comunidad ha sido el destrozo, presuntamente por parte de esta vecina, de la instalación de agua potable del edificio a martillazos, que causó una importante inundación en los bajos de la finca y también en la calle. Este acto ha ocasionado una factura de 1.800 euros que ahora deberá hacer frente la comunidad porque ella no lo va a pagar, indicaba Pantanali. También han presentado denuncia ante el juzgado.

El comportamiento de esta inquilina va desde el intento de quemar una puerta de otra vivienda, hasta destrozos en la puerta de entrada al edificio, insultos a los vecinos con los que se encuentra por las escaleras, rayadas en el portero electrónico. Todo sin contar, denuncian, las peleas que la mujer mantiene con sus parejas en el interior de la casa.

Ahora, tres meses después que el Gobierno de Gandia anunciara la apertura de un expediente para proceder al desahucio de esta mujer, una vez comprobadas las importantes molestias que genera a los vecinos así como la falta de pago de la comunidad, se le iba a dar uan solución.

Desde el ayuntamiento se ha tratado de llevar a cabo una intervención social que no ha resultado fructífera por falta de colaboración de la chica por lo que el expediente sigue adelante pero el tiempo pasa y los vecinos, tal y como denunció ayer uno de los propietarios ''vivimos en un infierno señora alcaldesa. Seguimos esperando que urgentemente desalojen de la finca'' a esta chica dado que ''prometieron que ya estaría desalojada y esto es un infierno. Qué están esperando que haya una desgracia'' lamenta uno de los afectados.

Noticias relacionadas con el caso:

El ayuntamiento trabaja en el problema de Lector Romero 70

El PP exige al Gobierno que actúe en Lector Romero 70

El ayuntamiento no actúa ante una vecina peligrosa